La convocatoria a que se paralice el país no tuvo la respuesta que se esperaba y, por el contrario, tuvo una “baja adhesión”, afirmó el vocero presidencial Jorge Richter quien aseguró que el país trabajó “de manera absolutamente normal en su gran extensión territorial”. Además, rechazó la advertencia a un nuevo paro.

Afirmó que lo que ocurrió en esta jornada un paro “institucional y político” liderado por cívicos que rechazan el proyecto de ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, que fue postergado su tratamiento mientras se desarrolla su socialización.

“No se ha tenido un conjunto de adhesiones de forma espontánea que sea significativo para los grupos que han promocionado este paro”, sostuvo en rueda de prensa en una evaluación a esta jornada.

En el país, dijo que la población ha tenido que escoger entre dos modelos: uno que busca reactivar las “metodologías” de noviembre de 2019 y otro que está “empecinado” en la reactivación económica, el trabajo productivo y el progreso social económico del país.

En su criterio, la ciudadanía escogió por la paz, tranquilidad, trabajar y poder asistir a sus unidades productivas, generar los recursos económicos para la subsistencia diarias, entre otros.

Cívicos, políticos de oposición, plataformas ciudadanas se sumaron al paro de los gremiales que cuestionan el proyecto de ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas. Al finalizar esta jornada, el presidente cívico cruceño Rómulo Calvo advirtió con otro paro, esta vez de 48 horas si no se anula la norma en cuestión en 72 horas.  

“Tenemos que sentarnos a discutir, no dando ultimátum al Gobierno, ni generando imposiciones donde a uno le otorgan un plazo, eso no es un diálogo, es imposición”, sostuvo Richter e instó a presentar las observaciones al proyecto del ley.

Informó que durante este lunes, los pasos fronterizos, las rutas interdepartamentales, aeropuertos, comercio, funcionaron con normalidad,  aunque admitió que si se vieron afectadas algunas instancias productivas del país que son “marcadamente opositoras” a las políticas del Gobierno.

Pese a ello, dijo que “el país ha trabajado de manera absolutamente normal en su gran extensión territorial” y que la convocatoria para poder paralizar las actividades en el país no ha sucedido.

Aseguró que se tuvo paro de actividades específico en lugares urbanos en Santa Cruz, “más reducido” en Cochabamba, algunas marchas en La Paz con bloqueos “menores” pero en el resto del país “alguna marcha” pero las actividades se desarrollaron con normalidad.

Vía Erbol

Deja un comentario