El refuerzo de la tercera dosis beneficiará a las personas mayores de 60 años y a aquellas con enfermedad de base que hayan cumplido el esquema de vacunación con Sinopharm o Sputnik V. Para recibir esta tercera dosis contra el COVID-19 debe haber pasado dos meses desde la aplicación de la segunda, explicó el ministro de Salud, Jeyson Auza.

En octubre se reforzará la protección a este grupo de la población, una de las más golpeadas por la mortalidad a causa del coronavirus. “Aquellos que han recibido Sinopharm pueden recibir AstraZeneca, aquellos que han recibido la segunda dosis de Sputnik V pueden recibir AstraZeneca”, explicó.

Hasta el domingo fueron contabilizados 503.922 casos positivos acumulados desde la detección en Bolivia del COVID-19 en marzo de 2020. Los decesos llegaron a 18.798 y los recuperados a 465.077.

El presidente Luis Arce anunció en la mañana del lunes que se decidió aplicar una tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19 a las personas con enfermedades de base y a los mayores a 60 años de edad.

“Hemos estado observando e investigando varios estudios científicos que han estado saliendo en las últimas semanas a nivel internacional y donde lamentablemente se identifica que el potencial de riesgo para las personas que tienen enfermedades de base y las personas mayores, para nuevamente caer en las manos del COVID-19, es extremadamente alta”, sostuvo.

Auza convocó a la población beneficiaria a acudir a los centros de vacunación para recibir su tercera dosis y aclaró que debe haber pasado dos meses, para acceder a este refuerzo, desde la aplicación de la segunda dosis.

Hasta el domingo, los vacunados con primera dosis alcanzaron los 3.473.816 y con segunda dosis los 2.588.456.

Deja un comentario