Detenido desde mayo en Estados Unidos, el exministro de Gobierno Arturo Murillo, acudirá este viernes a una nueva audiencia en el proceso que se le sigue por los delitos de lavado de dinero y pago de sobornos en la compra con sobreprecio de gases lacrimógenos y armamento no letal a la empresa Bravo Tactical Solutions.  

La audiencia está prevista a las 10:00 en un juzgado de Miami, Florida, de manera virtual, según un reporte de Bolivia Tv. La cita judicial fue postergada el mes pasado.

El 9 de agosto, la justicia estadounidense determinó que podría salir en libertad bajo fianza de 250 mil dólares, dinero que no pagó.

En este caso hay otros cuatro implicados. De acuerdo con un informe del procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, el 28 de septiembre, declararon culpables.

La autoridad detalló que Luis Berkman, propietario de la empresa intermediaria Bravo Tactical Solutions LLC (BTS), aceptó los cargos de conspiración para cometer lavado de dinero y soborno de funcionarios extranjeros y podría sufrir una pena de entre los tres y diez años.

Su hijo Bryan Berkman se declaró culpable del delito de conspiración para defraudar. La condena que podría enfrentar es de 1 a 5 años de cárcel.

Sergio Rodrigo Méndez también se declaró culpable de conspiración para cometer lavado de dinero, blanqueo de activos y pago de sobornos a funcionarios extranjeros, con una condena de 3 años a 10 años de cárcel.

Mientras que Philip Lichtenfeld admitió culpa de conspiración para defraudación con una condena de 1 año y 5 años de cárcel.

Deja un comentario