Osmar Arroyo/El Andaluz

La mañana de ayer varios sectores de la población en Bermejo salieron en una marcha de protesta hasta puertas de la Aduana Nacional para denunciar excesos por parte de los militares en operativos de decomisos.

La presidenta del Comité Cívico de Bermejo, Roxana Farfán indicó a El Andaluz que con los decomisos sólo se perjudica a los pequeños comerciantes, a los que venden pocos productos para generar ingresos para sus familias, pero no se afecta a los grandes contrabandistas que internan al país productos argentinos en grandes cantidades.

Mencionó que la movilización se generó por los atropellos que se vienen sufriendo en la población por parte de los militares que hacen operativos en la frontera, para decomisar productos que ingresan por contrabando al territorio nacional.

Farfán dijo que los más afectados con los decomisos en Bermejo son los pequeños comerciantes, los que venden para ganarse el pan de cada día, pero no se afecta a los grandes comerciantes que internan grandes cantidades de mercadería argentina a territorio boliviano.

Si bien, en la actualidad la frontera entre Bolivia y Argentina permanece cerrada, existen pasos no autorizados por donde ingresan productos argentinos al país, la devaluación de la moneda en el vecino país ha hecho que el precio de sus productos sea realmente bajo a comparación de los productos nacionales.

Dijo para las Noticias de Tarija que esta situación viene a dañar a las familias que más necesitan generar ingresos económicos en Bermejo.

Mencionó, que el pasado martes por la noche sostuvieron una reunión con la gerente regional de la Aduana Nacional en Tarija, Lourdes Aldana, pero hicieron un cuarto intermedio, porque los diferentes sectores de la población solicitan sostener una reunión con autoridades nacionales.

Por su parte el ejecutivo de la Federación de Trabajadores Gremiales de Bermejo, Freddy Rueda indicó a El Andaluz que su sector no participó de la marcha realizada ayer y que primero esperan reunirse con autoridades de las instituciones competentes para tomar una decisión como sector.

Señaló que los gremiales también solicitarán una reunión con las autoridades nacionales para tratar el tema.

Rueda dijo que se pretende eliminar el contrabando al 100 por ciento, pero no se ofrece otras alternativas de trabajo para la población en la frontera.

“En Bermejo falta trabajo (…) la gente no sabe donde trabajar para llevar el pan de cada día”, expresó.

Es en ese sentido que dijo que muchas familias decidieron cruzar a territorio argentino para traer mercadería a Bolivia.

El dirigente de los gremiales, dijo que conocen que muchas fábricas entran en quiebra producto del contrabando, pero lamentablemente en la frontera no hay Trabajo y los productos en Argentina están mucho más baratos.

La mayoría de las personas se dedica a internar productos argentinos, pero en pequeñas cantidades, pero hay otros comerciantes que aprovechan para hacer pasar mercadería en grandes cantidades y llevan esos productos a otras ciudades del país.

Recordó que hace varios años en La Mamora incluso se decomisaban las encomiendas que mandaban los padres a sus hijos que estudian en otras ciudades y que tras un movimiento de la población se logró flexibilizar los decomisos para permitir que pueda ingresar mercadería para consumo.

Considera que de la misma manera ahora se puede entablar un diálogo con las autoridades nacionales.

Rueda dijo que con el ingreso de mercadería argentina, el costo de los productos llegaron a bajar, siendo que durante la cuarentena el año pasado el bidón de aceite en Bermejo llego a costar hasta 50 bolivianos.

Remarcó, que se debe dar fuentes de trabajo si no se quiere permitir que los pequeños comerciantes vendan sus productos.

“Tienen que dar fuentes de trabajo, no hay otra forma de trabajo, no vamos a permitir que vengan y pongan la soga al cuello (…) la gente tiene hambre, necesita ingresos”, apuntó,

Reunión con autoridades nacionales

Farfán explicó que se convocó a una reunión en Bermejo a la presidenta ejecutiva de la Aduana Nacional y al viceministro de Lucha Contra el Contrabando, Pedro Vargas para el viernes de la próxima semana.

Mencionó, que en esa reunión se hará conocer a las autoridades nacionales las demandas de la población de Bermejo.

La presidenta cívica dijo que están en contra del contrabando masivo, pero los operativos en este caso vienen a afectar la economía de las familias de los pequeños comerciantes.

Comentó que se decomiso un camión con productos señalando que se trataba de mercancía de un solo dueño, pero en realidad era mercancía de seis comerciantes.

Piden que los productos que se hagan ingresar en pequeñas cantidades sea sólo para el consumo en Bermejo y que si se trata de llevar mercadería a la ciudad de Tarija o a otros departamentos, se proceda con el decomiso.

Remarcó, que el 80 por ciento de la población en Bermejo vive del comercio.

Deja un comentario