El Andaluz / Yacuiba

Persisten los problemas en el hospital Rubén Zelaya. La dirección del nosocomio informó que la Alcaldía de Yacuiba solo dotó el 55% de lo solicitado para abastecer la demanda de los pacientes. La situación obliga a los enfermos a comprar los fármacos. La falta de personal tampoco fue resuelta y el nuevo directorio del Control Social de Salud aún no se pronuncia al respecto.

“De acuerdo con el informe de la Jefatura de Farmacia, el último recibo de medicamentos por parte de la Farmacia Municipal da cuenta del ingreso del 55% del total de medicamentos que hemos solicitado. Ante esa falencia, hemos hecho un nuevo requerimiento para que nos completen. Seguramente tienen que hacer una nueva compra porque no los tienen”, indicó el director del Rubén Zelaya, Oscar Aliaga.

Citó como ejemplo que la dotación de la medicación para anestesiar a pacientes no está completa. “Esto es necesario para las intervenciones quirúrgicas, entonces los pacientes que necesitaban operación tuvieron que comprarse por la emergencia. Es una situación que nos preocupa”.

El nosocomio hizo conocer esta situación al Concejo Municipal de Yacuiba y a la Secretaría Municipal de Salud, además de entregarles un nuevo requerimiento, pero hasta ahora no recibieron respuestas. El Rubén Zelaya es un hospital de segundo nivel y está bajo la administración de la Alcaldía de Yacuiba.

Por otra parte, la falta de personal aún es un problema para responder a la demanda de pacientes, pues no hubo recontrataciones para cubrir los lugares laborales que quedaron vacíos tras la culminación de contratos y despidos. En el caso del personal financiado por el Gobierno Regional del Chaco, la mayoría fue trasladada al hospital Fray Quebracho. 

“En la farmacia antes había cinco farmacéuticas, ahora solo hay dos y la atención solo es hasta las 22:00 porque no hay personal. En el caso de cirugías programadas, se tuvo que reducir por falta de personal y medicamentos, pero las cirugías por emergencia se están realizando con normalidad”, aclaró Aliaga.

El salubrista lamentó que aún no haya acciones por parte del nuevo directorio del Control Social de Salud, pese a que se reunió con ellos y les explicó las necesidades que atraviesan. “Me he reunido con el Control Social que recién se posesionó, pero hasta ahora no hay ni un manifiesto”.

Deja un comentario