Las tiendas de barrio están llenas de cervezas argentinas de contrabando, de vinos, de granos, inclusive la cebolla ingresa y afecta el mercado local. Sectores madereros igual levantaron la voz, así como también los apicultores, pues aparentemente los esfuerzos realizados por el gobierno nacional son fútiles.  

(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

La pandemia no impidió que el cruce de productos argentino ingrese de manera indiscriminada, las fronteras son una línea política, no real, así que los lugareños conocen por dónde deben ir, pero a veces lo hacen a plena vista de las autoridades.

Hace poco un policía fue encontrado en un vehículo del comando central con cerveza Schneider, de contrabando, donde presumiblemente dormía ebrio, esto demuestra que ni las autoridades que se supone deben hacer cumplir la ley la respetan y consumen también el contrabando.

Las tiendas de barrio están llenas de cervezas argentinas de contrabando, de vinos, de granos, inclusive la cebolla ingresa y afecta el mercado local. Sectores madereros igual levantaron la voz, así como también los apicultores, pues aparentemente los esfuerzos realizados por el gobierno nacional son fútiles.  

Rony Martínez, Dirigente del Sector avícola, Indicó que diferentes sectores productivos se encuentran en emergencia por el incremento de productos de contrabando, exigen a las autoridades acciones efectivas para poner un alto al ingreso desmedido de productos ilegales que afecta la economía local.

La anterior semana hubo una reunión de todos los sectores productores agropecuarios, y concluyeron que es descarada la venta de los productos ilegales, en las redes sociales se ofertan estos productos sin discriminación y no se estaría frenando el ingreso, sino que empeoró.

Se supone que la frontera está cerrada señaló Martínez, “peor el contrabando no está haciendo pedazos” expresó.

Duro golpe al sector vitivinícola

Fernando Galarza, presidente de la ANIV (Asociación Nacional de Industrias Vitivinícolas), indicó que están en peligro alrededor de 5 mil familias en el sector vitivinícola por la competencia desleal del contrabando, la perdida en el último año ascendió a 500 millones de bolivianos.

Galarza alertó que para la próxima vendimia la industria va dejar de comprar un 20, 30 por ciento a los productores campesinos, e instó que se tengan políticas claras de lucha contra el contrabando o aumentan las políticas para tener una mejor venta de la uva.

La norma establecida en la ley 774 dice que todas las instancias del gobierno deben apoyar y fomentar la industria vitivinícola expresó el miembro de la ANIV. Existe desesperación y no hay forma de evitar que los productos argentinos ingresen a pesar de que  la frontera está cerrada.

Qué dice la ley 774 promulgada

Artículo 16°.- (Articulación con la actividad turística)

  1. Las entidades del nivel central del Estado en coordinación con las instancias competentes del sector turismo y cultura, incorporarán actividades del Complejo Productivo de Uva, Singani, Vinos de Altura Bolivianos y Vinos Bolivianos, en el diseño e implementación de circuitos o productos turísticos priorizados.
  2. Se establece la promoción y fortalecimiento de las rutas del Vino y el Singani, y del Enoturismo a nivel nacional e internacional.

Artículo 17°.- (Medidas de protección) Las entidades competentes deberán implementar medidas para proteger la producción nacional de la Uva, Singani, Vinos de Altura Bolivianos y Vinos Bolivianos, aplicando el sentido de reciprocidad entre países y respetando los tratados vigentes.

Gobierno da su versión :Comisan ochos camiones con granos y alimentos en Tarija

La Aduana Nacional comisó este fin de semana en Tarija, seis camiones que transportaban 143 toneladas de granos de maíz y 3.3  toneladas de soya que eran internadas con documentación falsa de SENASAG, dos camiones con diferentes productos alimenticios y un bus marca Scania indocumentado,  todo valuado en aproximadamente 1.712.100 bolivianos, informó la gerente regional de Tarija Lourdes Aldana.

El maíz se encontraba en cinco camiones provenientes de la Argentina y fueron interceptados por personal de la Aduana en el Punto de Inspección de Villamontes. En primera instancia los conductores presentaron guías de movimientos emitidos por el SENASAG, sin embargo, al verificar la documentación se observó que la certificación provenía de una comunidad productora que desde hace dos meses dejo de producir. El maíz está valuado en aproximadamente 500.000 bolivianos.  También se interceptó un camión con 3.3 toneladas de  soya con un valor aproximado de 45mil bolivianos. Los granos provienen de la Argentina con destino final Santa Cruz.

Por otro lado, también se comisaron dos camiones con alimentos variados como arroz, harina, manzanas aceites, bebidas alcohólicas con un valor aproximado de 127 mil bolivianos

Por último, el pasado lunes se comisó un Omnibus indocumentado, marca Scania, cuyo número de motor no corresponde al vehículo el mismo tiene un precio aproximado de 1.040.000 bolivianos. Toda la mercancía comisada fue trasladada a Recinto Aduanero de Campo Pajos para su valoración y resguardo.

Entre enero y septiembre de la presente gestión, se han comisado más de 441 millones de bolivianos en todo el territorio nacional y solo en el departamento de Tarija se realizaron 1.125 operativos, con comisos valuados en 39.930.050 bolivianos.

Deja un comentario