A partir de este miércoles comienza la devolución total o parcial de las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP) en Bolivia a través de diversas entidades financieras. El beneficio comienza con las personas mayores de 50 años de edad.

Con la aplicación de esta medida se proyecta llegar a beneficiar a 1.464.375 asegurados al Sistema Integral de Pensiones (SIP) quienes opten por retirar de forma voluntaria sus aportes. La determinación estará vigente por el lapso de 90 días.

La directora General de Pensiones, Patricia Mirabal, informó en un boletín de prensa que las entidades financieras habilitadas para este objetivo son: Banco Unión, Banco Fortaleza, Crecer IFD, Pro Mujer IFD, Diaconía IFD, Banco Pyme Ecofuturo, Banco FIE, La Primera E.F. de Vivienda y Cooperativa San Martín de Porres.

La ley promulgada el 8 de septiembre, señala que el trámite debe realizarse de manera personal, no se podrá realizar a través de apoderados. Los asegurados interesados tienen la posibilidad de realizar sus consultas respectivas a través de las páginas web de las AFP para evitar aglomeraciones en las oficinas.

Según el cronograma establecido, este 6 de octubre las personas de 50 o más años podrán solicitar la devolución total de sus aportes.

A partir del 18 de octubre se puede solicitar la devolución parcial con el siguiente esquema de edades: Desde el 18 de octubre las personas mayores de 50 años; el 1 de noviembre podrán solicitar las personas de 40 o más años; el 15 de quienes tengan 30 años o más años; el 29 de noviembre los menores y mayores de 30 años.

Mientras que el 13 de diciembre se atenderán lo casos observados o pendientes que no pudieron cobrar previamente.

“El trámite que se va a hacer en ventanilla lo que va a hacer es entregarle una hoja donde van a estar los datos personales. Se podrá revisar estos datos y el monto que está accediendo y una vez que haga todo esto, le van a hacer firmar, le van a hacer poner su huella dactilar a la persona, porque tenemos que asegurarnos de que sea quien dice ser, y por el otro lado como entidad financiera cualquiera y como cualquier transacción le van a tomar una foto”, detalló Mirabal.

La autoridad recordó que la solicitud de la devolución de aportes es una decisión voluntaria y personal que deberá ser cuidadosamente pensada por cada asegurado, considerando tomar en cuenta su situación financiera y analizando que podría perjudicar su acceso a una prestación o beneficio del SIP.

Deja un comentario