La Alcaldía de La Paz informó que el viernes la Policía Forestal y de Medio Ambiente (Pofoma) y el Ministerio de Medio Ambiente y Agua rescataron a un puma y a un oso jucumari, en la provincia Inquisivi del departamento de La Paz, donde vivían en cautiverio. El puma fue derivado al Centro de Custodia de Fauna Silvestre, Bioparque Municipal Vesty Pakos, donde será evaluado y rehabilitado, mientras que el jucumari fue llevado a Senda Verde.

“Recibimos al pumita el día viernes 1 de octubre por la noche, para evaluarlo integralmente y rehabilitarlo. Ahora se encuentra bajo observación veterinaria y comportamental, porque cada que se recibe a un animal proveniente del tráfico, generalmente llegan en pésimas condiciones”, informó la administradora del Bioparque Vesty Pakos, Grace Ledezma, a la Agencia Municipal de Noticias (AMN).

Dijo que el felino se encuentra en cuarentena, el equipo técnico del Vesty Pakos realiza los exámenes y análisis necesarios para determinar su estado de salud, y prescribir posibles tratamientos para el animal.

“Esta semana vamos a realizar los exámenes complementarios como hemograma y química sanguínea, así como ecografías y radiografías para conocer cómo están funcionando sus órganos, pero lo primero es estabilizarlo, y cerciorarnos de que esté comiendo bien, de que haya una buena aceptación de su nuevo ambiente”, sostuvo Ledezma.

El jefe del departamento de Inteligencia de Pofoma, Max Roque, informó que ambos animales vivían en cautiverio y dos personas fueron aprehendidas. El puma macho es conocido con el nombre científico de “concolor” y la osa jukumari hembra tiene el nombre de “tremarctos ornatus”.

“Son dos animales silvestres, un oso jucumari y un puma, ambos tienen tres meses de edad y estaban en condiciones no aptas. Al momento de realizar el operativo se ha podido advertir que el osito estaba ‘mascotizado’ con una familia de escasos recursos. Al puma andino se lo encuentra en el exterior del domicilio y estaba atado con una cuerda al cuello, como si fuera un perrito. Se lo rescató y los pusimos a buen recaudo”, detalló Roque.

Ledezma precisó que el puma presenta el pelaje hirsuto y desordenado por la desnutrición y los parásitos. “Tiene bajo peso y mala condición corporal. Asimismo tiene un comportamiento dócil y tolerancia alta hacia el humano”, agregó.

Deja un comentario