Dos mujeres, una joven y una adulta mayor, fueron asesinadas en los municipios de Quillacollo y Cochabamba, respectivamente. La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) y el Ministerio Publico señalaron que se trataría de dos nuevos casos de feminicidio.

QUILLACOLLO

En el primer caso, la víctima es una joven de 27 años de edad que fue trasladada por su pareja a un centro médico en el municipio de Quillacollo, donde llegó sin signos vitales, motivo por el cual el personal de dicho nosocomio dio parte a la Policía sobre el deceso de la mujer.

El presunto delito de feminicidio ocurrió en el barrio Cami del municipio de Quillacollo. “Al llamado de emergencia, el personal policial se constituyó en el Hospital de Villa María para realizar el levantamiento legal del cadáver de Teodora Cardozo Mollo, de 27 años de edad (…) En la entrevista preliminar realizada al esposo, este señaló haber sostenido una discusión con su pareja debido a que la sorprendió chateando por celular con otro hombre, motivo por el cual. Después, según el relato del hombre, él se fue descansar con su hija a su dormitorio y su pareja se quedó a dormir en la sala. En la madrugada habría encontrado desvanecida a su mujer”, detalló el director departamental de la Felcv, Richard Vargas.

El cadáver de la mujer fue trasladado al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), donde se realizó la autopsia de ley y se determinó que la causa de la muerte fue por asfixia mecánica. Pero también se dio a conocer que la víctima presenta múltiples lesiones.

La fiscal a cargo de la investigación ordenó la aprehensión del esposo, quien ahora es el principal sospechoso del brutal asesinato. Se presume que el hombre golpeó y estranguló a su pareja, aunque él asegura haberla encontrado desvanecida en la cocina del inmueble y lo único que hizo fue trasladarla a un centro médico.

Por su parte, la Policía informó que la vivienda donde ocurrió el hecho fue limpiada y las evidencias fueron retiradas.

Debido a este lamentable hecho, una pequeña de cuatro años de edad quedó en la orfandad, quien ahora se halla al cuidado de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia.

COCHABAMBA

La otra víctima es una adulta mayor de 62 años de edad, quien fue hallada sin vida en el interior de su inmueble situado en la Maica Central, zona sur de la ciudad de Cochabamba.

“Según las primeras investigaciones, las últimas personas que vieron con vida a la adulta mayor fueron sus hijos. El cadáver de la mujer presenta quemaduras”, añadió Vargas.

Tres de los familiares de la ahora difunta fueron arrestados con fines investigativos: el yerno, la hija y el hijo.

“La encontré sana y fui a llamar a su hija”, contó el yerno de la víctima y aseguró que no tiene nada que ver con la muerte de la mujer.

Señaló que cuando volvió con su esposa al lugar donde estaba su suegra la encontraron ya sin vida. “Estaba caída, se cayó de frente”, señaló el hombre.

La hija de la mujer aseguró que su madre le había comentado que había una persona que se había contactado con ella para comprarle su casa.

“Tenía que encontrarse a las 08.00 en la autoventa con la persona que quería comprarle la casa”, sostuvo la hija.

Desde la Policía señalaron haber logrado identificar ciertas contradicciones en las declaraciones de los familiares.

Deja un comentario