Carlos Dávila, presidente del comité cívico de Cercado, Indicó que no acataran el paro cívico convocado para el próximo lunes 11 de octubre, señaló que es una medida política que afecta a la economía de diferentes sectores.

“Estamos saliendo de una pandemia, recién reactivando la economía, quien va salir a pelar a defender a dos o tres personas que buscan su beneficio personal” dijo.

Tildó a este movimiento personificado como un movimiento político partidario, y señaló que es necesario instalar mesas de diálogo para poder discutir.

Expresó que transporte, gremiales y comerciantes de tiendas de barrio no acataran las medidas de presión instaladas entre Comités cívicos, CONADE, CREEMOS y Comunidad Ciudadana.

Deja un comentario