El ministro de Defensa, Edmundo Novillo, declaró este domingo que las personas que se oponen a la ley contra la legitimación de ganancias ilícitas son quienes tienen negocios relacionados con el narcotráfico, la trata de personas o están vinculadas con la corrupción.

“Aquí en Bolivia hay muchos murillos (se refiere al exministro Arturo Murillo que está recluido en un penal de Estados Unidos), que han participado del golpe, que se han enriquecido y que pretenden utilizar a los gremiales. La ley no afecta a los gremialistas”, dijo el titular de Defensa, cuando fue entrevistado por Bolivia Tv.

En los últimos días se ha incrementado el rechazo al mencionado proyecto de ley que fue aprobado en sus tres estaciones en la Cámara de Diputados. Los gremialistas, los cívicos y los empresarios expresaron sus observaciones y, en algunos casos, su rechazo al documento que en los próximos días será tratado por la Cámara de Senadores.

“Tras 11 meses de gobierno dictatorial,  ellos son los que tienen que tener miedo, porque en Estados Unidos se descubrió que Murillo tiene dinero que no ha sabido demostrar en sus orígenes”, dijo Novillo, quien insistió en que la ley caerá a las personas que hicieron negocios ilícitos, que tienen nexos con el narcotráfico, con la trata de personas o se han enriquecido con la corrupción

“Además, lo que persiguen desde la oposición contra esta ley, es que sea un paraíso fiscal, que no haya controles, para que se movilice fácilmente el dinero del narco, la trata y la corrupción”, afirmó.

Por su lado, la directora de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), Ana María Morales, aclaró este domingo que el proyecto de “Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, Financiamiento del Terrorismo y Financiamiento de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva o No Convencionales” tiene la finalidad de investigar a las personas vinculadas con delitos.

“Es investigar sí a personas que tienen vinculación con delitos y que su dinero está siendo obtenido a partir de estos delitos a partir de asesinatos, a partir de secuestros, de narcotráfico, de corrupción. Esas personas que están obteniendo sus ingresos de esos delitos, esas personas son las que nosotros investigamos, no a la gente que está ejerciendo su labor diaria tratando de llevar el pan del día a su casa”, dijo en contacto con Bolivia TV.

Lamentó que algunos políticos traten de tergiversar la finalidad de ese proyecto de ley, que tiene el objetivo de prevenir, investigar, procesar y sancionar hechos de legitimación de ganancias ilícitas y financiamiento del terrorismo.

“Queremos decirlo claramente: parecieran que no quieren que se establezca una ley contra los delincuentes, contra gente que está utilizando nuestro sistema, para poder enriquecerse a costa de la población robando las arcas del Estado”, sostuvo.

Aclaró que a escala regional casi la mayoría de los países cuenta con una ley específica para luchar contra ilícitos como el lavado de dinero, financiamiento al terrorismo y a la proliferación de armas de destrucción masiva.

Deja un comentario