La tendencia en el incremento de contagios diarios de coronavirus que se han registrado durante la semana en Santa Cruz, encendió la alerta de las autoridades sanitarias sobre la llegada de una cuarta ola, que se estima para finales de octubre.

Este panorama lleva hoy a reunirse al Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) para analizar las medidas de contención que se asumirán desde la siguiente semana, pero todo apunta a la intensificación de la vacunación porque prevén que ahora puede afectar más a los no vacunados.

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) prevé que entre finales de octubre y mediados de noviembre comience el repunte de una cuarta ola de coronavirus.

El director del Sedes, Erwin Viruez, anticipó que, de acuerdo a las proyecciones, en este nuevo repunte no se tendrá la misma cantidad de contagios que en la tercera ola, que registró su mayor repunte en el mes de junio donde contabilizó 690 muertes.

Además, alcanzó el pico más alto de contagios en toda la pandemia, con 1.251 casos, en una sola jornada, el 9 de junio.

“Por el avance de la vacunación estimamos que en el nuevo repunte no se tendrá las mismas complicaciones ni se tendrá la misma mortalidad que en el anterior. Consideramos que la cuarta ola no tendrá el mismo impacto, no será lo mismo en cuanto a saturación de hospitales ni con relación a la tasa de letalidad, precisamente por la cobertura de vacunación”, insistió.

En esta línea, el secretario departamental de Desarrollo Humano y Salud, Fernando Pacheco, resaltó que, de acuerdo con la experiencia de otros países, en la cuarta ola se ha tenido menor cantidad de fallecidos, debido al avance dela cobertura de la vacunación.

En ese marco, Pacheco es más optimista y señala que es posible alcanzar al 70% de vacunados con esquema completo antes que llegue el repunte de la próxima oleada de coronavirus al departamento.

Grupos vulnerables

Pacheco remarcó que se prevé que la población joven será la más afectada en un nuevo repunte y por eso se busca revertir esta situación impulsando la vacunación en este grupo de la población.

Un 90% de los que ahora están en terapia no tienen vacuna. Este es un ejemplo claro y contundente de que la vacuna sí nos protege y sí evita que esta enfermedad se agrave”, agregó Viruez.

Por su parte, el infectólogo, Juan Saavedra, advirtió que en un repunte los grupos más vulnerables a enfermar y presentar complicaciones son los que no recibieron ninguna vacuna contra el coronavirus.

Detalló que se proyecta que más del 70% de los que enfermarán será el grupo de la población que no recibió ninguna vacuna, entre estos están los niños, jóvenes y los que rechazaron las dosis; un 24% los que recibieron solo una dosis; y el restante, los que tienen ambas dosis, pero reportan otros factores de riesgo. Detalló que en este último grupo están los que completaron su vacunación hace más de seis meses, es decir los mayores de 60 años y los que tienen enfermedades de base.

“Este último grupo es vulnerable porque su respuesta inmunológica a la vacuna se está agotando por el tiempo que transcurrió desde que recibieron la dosis o por su sistema inmunológico debilitado”, explicó el infectólogo.

Ante esta situación, Saavedra remarcó que es urgente que en el país se habilite la vacunación a menores de 18 años y que se aplique una dosis de refuerzo a las personas que ya completaron su esquema hace más de medio año.

El director general de Epidemiología, Freddy Armijo, igual remarcó que los más vulnerables en un nuevo repunte serán los no vacunados.

300.000 adolescentes

El Sedes insistió en que el Ministerio de Salud autorice la ampliación del rango de edad en la vacunación para personas entre los 12 y 17 años, pues pese a que no hay tendencia a que los jóvenes contagiados se compliquen, sí pueden transportar la enfermedad a sus hogares.

Al respecto, Viruez indicó que en Santa Cruz son unos 300.000 los adolescentes que están en este rango de edad y hay respaldo de estudios internacionales de que podrían recibir las dosis de Pfizer o Moderna.

Otra estrategia en noviembre

El secretario de Desarrollo Humano adelantó que desde noviembre se aplicará una tercera fase del plan de inmunización departamental, que contempla la distribución de las vacunas en los 68 centros de primer nivel en la ciudad y en más de 300 de provincias, para facilitar el acceso a las dosis de la población en general.

“Vamos a pedir ayuda a todos los municipios, para que la inmunización sea un proceso rutinario, que ya no sean movilizaciones a corto o mediano plazo sino algo que se quede”, resaltó.

Pacheco indicó que en este mes todavía se tiene planificado reforzar los puntos de vacunación transitorios y la acción casa por casa.

Esta semana, el departamento cruceño superó la aplicación de 2 millones de dosis, entre primera y segunda; sin embargo, hay siete municipios con más del 70% de cobertura y otros 30 ya sobrepasaron el 50%, con una dosis.

En el departamento aún hay alrededor de 40.000 segundas dosis de la vacuna Sputnik V, por lo que piden a las personas que ya cumplieron sus 90 días de intervalo con la primera dosis acudan a los centros autorizados.

Situación epidemiológica

Desde este lunes hay un leve ascenso en la positividad que se registra a diario, se pasó de 5 a 7 por ciento. A esto se suma que el martes, después de más de un mes, se contabilizó más de 200 contagios en un día. Ante ello, el director del Sedes dijo que se analizará como cierra esta semana epidemiológica para asumir nuevas medidas.

Por su lado, el dirigente gremial, Rodolfo Ochoa, remarcó que lo que se debe reforzar más en este periodo es la información para impulsar la vacunación.

Deja un comentario