Un niño de 10 años de edad apuñaló a su hermano mayor con una tijera cuando este intentaba estrangular a su madre. El delito de violencia familiar ocurrió en Villa Pagador, al sur de la ciudad de Cochabamba.

De acuerdo con la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), el adolescente de 16 años de edad reaccionó violentamente contra su madre, porque le llamó la atención.

“Este caso fue atendido por la Felcv de la Estación Policial Integral (EPI) Alalay, lugar donde llegó una madre de 37 años de edad para denunciar a su hijo de 16 por el delito de violencia familiar (…) Según la progenitora, cuando llamó la atención a su hijo adolescente por no haber hecho los deberes de la casa y sus tareas, este reaccionó violentamente y la agredió físicamente, incluso la agarró del cuello presumiblemente con la intensión de estrangularla”, detalló el director departamental de la Felcv, Richard Vargas.

El jefe policial explicó que el hecho de violencia fue presenciado en por el hijo menor, quien salió en defensa de su madre.

“(Pera salvar a su madre) el hijo menor agarró una tijera y apuñaló por la espalda a su hermano, logrando así hacer que suelte a su madre. Posteriormente, el niño de 10 años salió huyendo del inmueble y el adolescente fue tras él. Aprovechando ese momento la progenitora se dirigió a la Felcv para denunciar a su hijo (…) Inmediatamente personal de la EPI Alalay se dirigió al domicilio de la víctima y procedió con el arresto del adolescente agresor, quien en ese momento presentaba dos heridas punzocortantes en la espalda y tuvo que ser trasladado a un centro médico”, añadió el director de la Felcv.

El certificado médico forense establece que la madre agredida presenta equimosis en el cuello y por tal motivo le otorgaron dos días de impedimento.

No sería la primera vez que el adolescente le falta el respeto a su madre, y además, el menor de edad ya consumiría bebidas alcohólicas. El caso pasó a manos de la fiscalía y a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia.

ANTECEDENTES

En un anterior caso, una anciana de 61 años de edad fue brutalmente golpeada por su hijo de 26. Según el informe médico, la víctima quedó con 12 días de impedimento.

De acuerdo con la Felcv, la agresión ocurrió porque la anciana que había sido operada de los ojos, llamó insistentemente a su hijo para pedirle ayuda. Pero este consumía bebidas alcohólicas y al llegar al domicilio golpeó brutalmente a su propia madre.

Via gente

Deja un comentario