El juez Cuarto de Instrucción en lo Penal, Lázaro Rocha, dio curso a la ampliación de la detención preventiva del líder de la Resistencia Juvenil Cochala, Yassir Molina,  por el plazo de dos meses para la conclusión de la pericia informativa sobre los celulares secuestrados en su celda cuando estaba en la cárcel San Roque.

El Ministerio Público y el Ministerio de Gobierno apelaron esa decisión porque pedían cuatro meses más de cárcel y la defensa del imputado también apeló porque estaba exigiendo la liberación del imputado.

El pasado 30 de marzo, la justicia de Chuquisaca determinó seis meses de detención preventiva para Molina en la cárcel de Sucre, pero el 11 de septiembre fue trasladado al penal de Cantumarca, en Potosí. Los mismos privados de libertad solicitaron su cambio después de que hallaron en su posesión tres celulares y un arma punzocortante.   

Molina es miembro de la RJC y fue denunciado por causar destrozos en la Fiscalía General del Estado en octubre de 2020, cuando grupo de jóvenes llegó a Sucre a exigir la renuncia del fiscal general Juan Lanchipa. Este jueves se cumplieron los seis meses de su detención preventiva.

Deja un comentario