El presidente Luis Arce Catacora estuvo en el departamento cruceño durante el penúltimo día de septiembre, que al mismo tiempo fue el día 36 de la XI marcha indígena de los pueblos originarios de tierras bajas. Pese a que estuvo entregando obras y resaltando la labor de los indígenas, no ofreció señales de un acercamiento con los marchistas.

Así lo reflejaron los propios dirigentes de la marcha a EL DEBER. Adolfo Chávez, dirigente indígena, sostuvo que están a la espera de una respuesta positiva del Gobierno para exponer una agenda de 14 puntos, donde se incluyen las reivindicaciones por los derechos de la tierra y el territorio.

El movimiento indígena prevé arribar este jueves, al final de la tarde, a la plaza 24 de Septiembre, en la capital cruceña, y todavía no hay nada concreto respecto a una reunión con el presidente Luis Arce,  con el ‘vice’ David Choquehuanca o alguna de las máximas autoridades estatales.

Sin embargo, Arce Catacora quiso hacer referencia a los pueblos indígenas de tierras bajas y lo que publica en Twitter contrasta con la falta de respuesta a los marchistas.

«Conmemoramos el Tricentenario a los pueblos indígenas de las tierras bajas, que durante siglos, en la colonia y en la república, sufrieron el despojo de su territorio, el racismo y la explotación. Este Gobierno es del pueblo y para el pueblo», posteó el mandatario, en referencia a su visita al municipio cruceño de San Miguel de Velasco.

Arce estuvo en el municipio velasquino entregando obras, entre ellas una red de fibra óptica y una radio base para mejorar las comunicaciones en la Chiquitania. En la ocasión recibió el Bastón de Mando de las Comunidades de la Chiquitania y fue nombrado huésped ilustre.

Además, el presidente prometió «seguir trabajando unidos por el vivir bien de los bolivianos» y participó en la capital cruceña de la puesta en marcha de la denominada Fase II del proyecto Sistema Integrado de Comando y Control para Seguridad Ciudadana Sub Nacional BOL-110.

Es más que evidente la falta de acercamiento del Gobierno con los indígenas marchistas, quienes abandonarán su campamento este jueves a las 15:00 para arribar al final de la tarde al centro de la capital cruceña. Una vez en la ciudad participarán de una misa de agradecimiento por haber llegado sanos y salvos a su destino.

Hasta ahora, ya han arribado a Santa Cruz de la Sierra los veedores internacionales que fueron invitados a participar del diálogo con el Gobierno para dar las garantías al asunto, donde también participará la Iglesia Católica.

La demanda con los 14 puntos está lista. Falta que el Gobierno muestre su apertura.

Deja un comentario