El vocero presidencial Jorge Richter, en contacto con radio Kawsachun Coca, respondió ayer al mensaje del gobernador Luis Fernando Camacho, emitido durante el aniversario de Santa Cruz.

Aseguró que es discriminatorio y un anuncio de nuevo golpe de Estado, pero esta vez el Gobierno no lo va a permitir porque está preparado.“El mensaje de Camacho es una advertencia de que nuevamente quiere un golpe de Estado en Bolivia, pero esta vez los bolivianos no están distraídos, ni con cansancio, ni alejados los movimientos sociales y populares campesinos y originarios, pero también el movimiento popular de las ciudades está alerta, estamos preparados”, aseguró, según reporte de Opinión.

Agregó: “Nuestra democracia no la vuelven a vulnerar, pero tampoco bajo ningún concepto que vuelvan a faltarle al respeto a nuestras mujeres de polleras ni nuestros símbolos patrios”.

Señaló que Camacho quiere desconocer que el 18 de octubre de 2020 se desarrollaron elecciones nacionales legítimas en las que, por voto popular y mayoritario, ganó el binomio Luis Arce y David Choquehuanca.«En las elecciones ganó el movimiento popular, la gente eligió al hermano Luis Arce y David Choquehuanca en una reafirmación que se quería esté acompañada por Evo Morales Ayma y un conjunto infinito de otros dirigentes que son de la lucha popular a través de una elección transparente”, sostuvo el Vocero Presidencial.

«Ese criterio no significa que los bolivianos estén dispuestos a que haya conductas antidemocráticas”, añadió la autoridad de Gobierno.

Vía Periódico Cambio

Deja un comentario