Niños jugaron con muestras de sangre

Según el relato de una vecina “unos chiquitos estaban alzando ahí” porque creían que eran marcadores, ayer a las 06:30 am. Habrían aparecido los restos hospitalarios, una cantidad significante de jeringas y sangre, estuvieron expuestos a enfermedades como hepatitis y VIH.

(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

Desechos hospitalarios estaban tirados en la calle del barrio Morros Blancos, mediante un video el medio digital Visión del Sur publicó las imágenes. Vecinos alarmados porque algunos infantes encontraron los tubos llenos de sangre informaron a las autoridades.

Rolando Orozco, ingeniero de salud ambiental, indicó a Visión del Sur que vecinos los llamaron para notificar de la situación e indicó que esto sería un delito, ya que la basura hospitalaria se debe tratar de manera diferente con todas las medidas de bioseguridad.

EMAT levantó los desechos hospitalarios y las muestras de sangre, que estaban a simple vista tiradas en la calle.

Un Vecino molesto ante cámaras del medio digital indicó que los centros de salud, hospitales, clínicas, no deberían tirar estos desechos a la calle “hay cantidad de parroquianos que salen y desparraman la basura” expresó.

Según apreciaciones del testigo parece también que había algo de grasa entre los desechos hospitalarios.

Según el relato de una vecina “unos chiquitos estaban alzando ahí” porque creían que eran marcadores, ayer a las 06:30 am. Habrían aparecido los restos hospitalarios.

Qué dice la ley sobre desechos hospitalarios

El reglamento vigente en Bolivia de recolección de residuos sólidos promulgado en 1995, establece en su artículo 13 que los gobiernos municipales, para el ejercicio de sus atribuciones y competencias en materia de gestión de residuos sólidos y su relación con el medio ambiente, deberán:

  1. coordinar acciones con la autoridad política y ambiental de su jurisdicción territorial;
  2. Planificar la organización y ejecución de las diferentes fases de la gestión de residuos sólidos;
  3. fijar las tasas de aseo con ajuste a la legislación vigente para garantizar la sostenibilidad del servicio;
  4. asumir responsabilidad ante el público usuario por la eficiencia del servicio de aseo urbano;
  5. destinar por lo menos un 2% de la recaudación por el servicio de aseo urbano a programas de educación en el tema de residuos sólidos.
  6. elaborar reglamentos municipales para la prestación del servicio de aseo urbano y para el manejo de los residuos especiales, en. el marco de la LEY;
  7. sujetarse al Reglamento de Actividades con Sustancias Peligrosas en el caso de comprobarse la existencia de residuos peligrosos, en el ámbito de su municipio;
  8. elaborar reglamentos específicos para el manejo de residuos especiales, sólidos acumulados en cauces de ríos, lodos, restos de mataderos, residuos inertes y escombros, así como para los especificados en el segundo párrafo del artículo 4º del presente Reglamento.

Además, en su artículo 97 cita que los residuos hospitalarios peligrosos deberán ser almacenados, para su manejo y transporte, en bolsas de polietileno de color rojo, de capacidad adecuada, conforme a las cantidades producidas en cada fuente y con el micronaje necesario para soportar el peso de los residuos en ellas contenidos. Dichas bolsas deberán mantenerse cerradas de manera que se impida la dispersión y el derrame de su contenido durante las etapas de almacenamiento, recolección y transporte.

¿Qué infecciones pueden ser causadas por inyecciones usadas?

Las lesiones causadas por los pinchazos pueden exponer a los trabajadores a varios patógenos presentes en la sangre que pueden causar infecciones serias o mortales. Los patógenos que pueden causar los riesgos más serios para la salud son

  • El virus de la hepatitis B (VHB)
  • El virus de hepatitis C (VHC)
  • El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) — el virus que causa el SIDA

Se recomienda la vacuna contra el VHB para todos los trabajadores sanitarios (a menos que sean inmunes debido a exposición previa). La vacuna contra el VHB ha demostrado ser altamente efectiva para prevenir infecciones en trabajadores expuestos al VHB. Sin embargo, no existe una vacuna para evitar la infección contra el VHC o el VIH.

Se ha calculado que cada año ocurren de 600,000 a 800,000 lesiones por pinchazos. Desafortunadamente, cerca de la mitad de estas lesiones suceden sin que se informe al respecto. Informe siempre a su empleador sobre las lesiones causadas por pinchazos a fin de asegurarse que se le proporcione el tratamiento de seguimiento adecuado.

Deja un comentario