La explosión de un gas lacrimógeno que afectó a dos trabajadores afiliados a la Asociación de Corresponsales de la Prensa Internacional (ACPI), durante el conflicto cocalero en la ciudad de La Paz, será investigada, anunció el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

Se trata de Santiago Limachi y Sergio Limachi quienes fueron alcanzados por un proyectil de gas por parte de efectivos del orden en medio de una gasificación a sectores afines al dirigente Armin Lluta que protestaban cerca de la Terminal Minasa en Villa Fátima.

“En relación a los últimos sucesos acaecidos el día de hoy, como Ministerio de Gobierno anunciamos una investigación sobre estos acontecimientos y garantizamos el trabajo de la prensa en todos los rincones del país.(sic)”, escribió Del Castillo en cuenta en Facebook.

Mediante un comunicado, la ACPI expresó su “más enérgica protesta por la agresión que sufrieron” y demandó a las autoridades una investigación “oportuna y profunda para aclarar lo sucedido y activar mecanismos legales para procesar legalmente a los responsables”.

Además de este hecho, se dio la polémica detención de un periodista de Página Siete quien, horas después, fue liberado.

Deja un comentario