El Ministerio de Salud informó este lunes que durante la última semana epidemiológica el país registró en promedio 21% de reducción de casos de COVID-19, aunque dos regiones sufrieron un leve incremento.

“En la semana epidemiológica 35 tuvimos a nivel nacional una reducción de casos de -21% en relación a la semana epidemiológica 34, con lo que se consolida la décima segunda semana de desescalada”, destacó Freddy Armijo, director nacional de Epidemiología.

Según el detalle de la información, el departamento de Santa Cruz registró -34%, Pando -60%, Cochabamba -34%, Chuquisaca -30%, Tarija -12%, La Paz -6% y Potosí -13%. Mientras, Beni y Oruro reportaron +14% y +13%, respectivamente.  

Entonces, “debemos decir a la población boliviana que, si bien estamos confirmando la doceava semana de desescalada de los casos, en la cual siete departamentos han mostrado cantidades considerables de descenso y dos cantidades mínimas de ascenso, haciendo un global de -21% en el país, la pandemia no ha desaparecido”, agregó Jeyson Auza, ministro de Salud.

Por tanto, según recordó la autoridad gubernamental, el coronavirus sigue significando un riesgo latente para la población y en ese sentido es necesario mantener las medidas de bioseguridad.

Los primeros dos casos de COVID-19 en Bolivia se registraron el 10 de marzo de 2020 y, de acuerdo a datos actualizados del Ministerio de Salud, 492.680 personas dieron positivo hasta el domingo, de las cuales 440.088 lograron recuperarse de la enfermedad, 34.080 todavía están con el virus activo en el organismo y 18.512 perdieron la vida.  

Deja un comentario