Osmar Arroyo/El Andaluz

Después de un conflicto que se generó entre comerciantes, por vendedores que pretendían quedarse a vender en la exterminal, se pudo llegar a una solución, después de que los comerciantes aceptarán ayer ser reubicados en la feria de Villa Fátima.

La Intendenta Municipal de Tarija, Shirley Miranda explicó a El Andaluz que se trata de vendedores que inicialmente se encontraban en el parque Bolívar, muchos de ellos comercializan productos argentinos.

Posteriormente fueron trasladados de manera temporal a la exterminal de buses, a través de un acuerdo con el Sindicato del transporte 1 de Mayo, que se encuentra en litigio por la propiedad legal de los predios.

Miranda señaló para las Noticias de Tarija, que se buscó consensos, porque no había donde reubicar a los vendedores, y no se podía dejar sin una fuente de trabajo a varias familias.

“Se los ha llevado a la exterminal de manera temporal por dos semanas”, expresó la intendenta, a tiempo de explicar que mientras se trabajaba en alternativas para reubicar a los comerciantes.

Entre las alternativas se planteó reubicarlos en la feria de la Víbora Negra, debido a que se tienen muchos puestos vacíos, dos bloques sin vendedores, cada uno con 250 puestos.

La otra alternativa era que se los traslade de manera paulatina en los mercados municipales, hay muchos de ellos que tienen puestos vacíos.

Ninguna de las alternativas fue aceptada por los vendedores, motivo por el que el pasado fin de semana se registró un amague de enfrentamientos entre comerciantes.

Para llegar a una solución la alcaldía medio entre los sectores en conflicto, para evitar enfrentamientos, a consecuencia de las negociaciones, los vendedores que estaban en la exterminal aceptaron trasladarse hasta la feria de Villa Fátima los sábados y domingos.

La intendenta anunció que hoy se firmará el acuerdo, que pone fin a un conflicto.

Voto resolutivo de la Federación de Gremiales

El secretario de Actas de la Federación Departamental de Trabajadores Gremiales de Tarija, Hugo Maraz informó a El Andaluz que el pasado 30 de agosto el sector en un ampliado de emergencia emitió un voto resolutivo, en rechazo a que se instalen nuevas ferias o se permita que vendedores instalen sus puestos en la exterminal.

Maraz indicó, que entre las resoluciones, como una medida de presión el sector decidió no pagar los canchajes por los puestos de venta al Gobierno Municipal, hasta que se dé una solución al tema.

Denunció que muchos de los vendedores que estaban en la exterminal son comerciantes que tienen puestos en el Mercado Campesino, es decir que estarían con varios puestos de venta.

Deja un comentario