El caso se encuentra en investigación y de acuerdo a lo que se conoció la misma fue vista por última con vida el pasado sábado, cuando salió del penal tras visitar a su esposo.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Se conoció que el pasado lunes en horas de la tarde la Policía realizó en Sella Méndez el levantamiento legal del cadáver de una mujer de 42 años identificada como Juliana Cruz, a quien asesinaron estrangulándola, su cadáver fue encontrado por un niño que se encontraba por el lugar a 400 metros de la carretera.

El lunes al promediar las 17.00 horas, en la comunidad de Sella Méndez, un menor de 13 años de edad encontró el cadáver de Cruz al lado de un camino de tierra y por este hallazgo, el caso fue catalogado como feminicidio, el cual continúa investigado por los policías de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV).

“El personal se dirigió al lugar y trasladó el cuerpo a la morgue del Hospital Regional San Juan de Dios, donde la médico forense Erika Sakuma determinó que la causa del deceso fue compresión cervical externa (estrangulación manual) con una data de muerte de 12 a 14 horas”, dijo una informante de la FELCV.

 Finalmente, el caso fue puesto a conocimiento del Ministerio Público y la víctima fue identificada como Juliana Cruz Flores de 42 años de edad, oriunda del departamento de Chuquisaca.

En las primeras averiguaciones se conoció que Juliana el viernes había avisado a sus vecinos que iba a ver a su esposo recluido en el penal de Morros Blancos, de donde salió entre las dos y tres de la tarde en un taxi, desde ese momento nadie supo más de la víctima, al día siguiente la hija presenta denuncia de desaparición y horas más tarde, el cuerpo sin vida, es encontrado en la carretera a Sella.

La mujer según versiones de vecinos el sábado pensaba plantear al esposo, que su hijo mayor de 11 años, sea llevado a un centro de menores para que puedan darle alimentos y cobijo, porque el dinero no le alcanzaba.

El caso aún se encuentra en investigación, hay cuatro menores que quedaron solos sin alimentos ni cobijo. Esperan el apoyo de la población y de las autoridades, a quienes se les pide puedan colaborar con víveres y ropa, sobre todo zapatos para que pasen clases.

Ayer en la noche la velaban en su domicilio ubicado en el barrio Los Parrales, luego de realizar los trámites para luego enterrarla.

Deja un comentario