REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

 Tras virilizarse en redes sociales una denuncia por parte de los activistas en defensa de los animales sobre un supuesto biocidio y la existencia de un matadero clandestino de perros, el personal de la Policía Forestal y Preservación del Medio Ambiente (Pofoma) se dirigió al lugar en Monte Sud y descartó el hecho.

José Luis Condori, funcionario policial quien atendió la denuncia, explicó que se hizo una inspección dentro del inmueble donde presuntamente se realizaba este hecho delictivo y que se logró comprobar que se trataría de una versión falsa.

“Se ha podido verificar en el lugar. La denuncia indicaba que se trataba de un biocidio y que habría unos perritos, pero no son. En realidad, se trata de ‘sullitos’ de llama y cerdo, aproximadamente unos 14”, informó.

Ana Janco, la denunciada , dijo que la razón por la que estaban allí los restos de estos animales es porque ella es curandera y para cumplir con su oficio compra estos insumos.

Además, indicó que existen personas que pretenden dañar su imagen y por eso la denunciaron. Pero aseguró que no se dedica a ninguna actividad que sea ilícita.

Deja un comentario