Fabio Bascopé, miembro de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), fue aprehendido y conducido hasta dependencias del Ministerio Público en Sucre para brindar su declaración informativa en el marco de la investigación por los destrozos que sufrió el año pasado la Fiscalía General del Estado.

De acuerdo con una publicación del diario Correo del Sur, el activista fue trasladado desde Cochabamba y pasado el mediodía llegó hasta la capital del país. El integrante es el cuarto implicado en los actos de violencia del 6 de octubre de 2020.     

Junto a Bascopé se encuentran investigados el líder de la RJC, Yassir Molina, Mario Bascopé, ambos con detención preventiva en el penal de San Roque y Milena Soto quien se benefició con la detención domiciliaria en la ciudad de Cochabamba.

La investigación que impulsa la Fiscalía es por los delitos de organización criminal, deterioro de los bienes del Estado y tenencia ilegal de armas.

Deja un comentario