El Andaluz / Yacuiba

Con vehículos obsoletos y escasos equipos, incluso para su protección personal, así es como trabajan los efectivos de la Unidad de Bomberos de Yacuiba. Como ocurre cada agosto, las quemas ilegales aumentan en el municipio y algunas se salen de control a causa de la época seca y la fuerza de los vientos, razón por la que los bomberos piden a la población evitar los incendios porque no habrá como apagarlos.   

“Queremos que la gente sepa que la Unidad de Bomberos no cuenta con vehículos para apoyarlos en caso de que el incendio se les salga de control, por eso es mejor que evitemos las quemas por este tiempo. Les pedimos que no quemen porque no tendremos cómo ayudarlos”, advirtió el director de la Unidad de Bomberos, Gonzalo Ojeda.

Actualmente, los bomberos no cuentan con ningún vehículo de emergencia en funcionamiento, ni la ambulancia, que está deteriorada y paralizada. El carro bombero más grande presenta problemas en el sistema de frenos y ya es un riesgo para los efectivos asistir a una emergencia con este motorizado.

La necesidad obligó a los bomberos a disponer del vehículo para rescate de personas y adecuarlo con las herramientas para apagar incendios. “Solo tenemos disponible este vehículo de rescate, donde pusimos el material para detener los incendios”, lamentó Ojeda.

Durante la pandemia, prácticamente hace dos años, ninguno de los vehículos bomberos recibió mantenimiento. La situación empeoró para estos efectivos desde que comenzó agosto, un mes en el que aumentan los chaqueos y las quemas indiscriminadas.

En lo que va del mes, la Unidad de Bomberos atendió 14 incendios en el área rural, los cuales se agravaron por la baja humedad y la fuerza de los vientos, dos características de agosto. Los efectivos se dieron modos para evitar que el fuego avance a los montes altos.

“Estamos hablando de cinco, seis y siete hectáreas que se han quemado en montes bajos. Procuramos que ese tipo de situaciones no se vaya al lado Este porque subirá a los montes altos y ahí sí tendremos problemas en Aguarague”, señaló Ojeda.

La Unidad de Bomberos tuvo un trabajo arduo durante la última semana, pues los incendios aumentan a medida que pasa el mes. Las últimas quemas que atendieron se suscitaron en las comunidades de Tierras Nuevas y Bagual. La Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) ya tiene identificados a los propietarios de los terrenos incendiados e investiga las causas.

“Hemos hecho conocer estas condiciones, pero no tenemos respuesta alguna. La seguridad es un punto importante, me encuentro preocupado porque no estamos preparados ni siquiera para atender una fuga de gas, eso para mí es preocupante porque la sociedad a mí me exige, pero si yo no tengo las herramientas necesarias, pues lamentablemente no puedo hacer nada, y eso incluso puede conllevar a pérdidas humanas”, señaló el Director de Bomberos. 

Deja un comentario