La presidenta de la Comisión de la Verdad, Nila Heredia, afirmó este viernes que durante la crisis de 2019 puede ser que la expresidenta Jeanine Áñez no haya pensado en lo que estaba haciendo, pero firmó el Decreto Supremo 4078 que exoneró de responsabilidad penal a los militares en sus acciones para “restablecer el orden”, lo que provocó las masacres de Sacaba y de Senkata.

“Puede ser que la señora Áñez seguramente no ha pensado en lo que estaba haciendo, pero firmó pues el decreto, (además) no es que la agresividad fuera solo un día, (sino) fueron días persistentes y la gente tenía miedo de lo que iba a pasar, había una inseguridad absoluta (porque incluso) a nombre de que uno era masista o que era indígena era reprimido”, dijo Heredia en una entrevista.

En ese sentido, Heredia –quien también presidió la Asociación de Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Mártires por la Liberación Nacional de Bolivia (Asofamd) – agregó que se debe hacer un juicio de responsabilidades. 

“Es una obligación del Estado (…) hacer el juicio de responsabilidades, lo cual no libera (de culpa) de ninguna manera a los autores intelectuales y a los autores materiales”, subrayó. 

Actualmente Áñez se encuentra detenida de manera preventiva desde marzo pasado por el caso Golpe de Estado e intenta sin éxito conseguir su liberación mediante distintas acciones judiciales.

De hecho, durante la presentación del informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que estableció graves violaciones a los derechos humanos en Bolivia durante el último trimestre de 2019, el propio presidente Luis Arce pidió que se agilice ese procedimiento.

“Exhortamos a la Asamblea Legislativa Plurinacional a aprobar en el menor plazo posible el juicio de responsabilidades para establecer la autoría, (es decir) responsabilidades y sanciones de estas graves violaciones de derechos humanos”, dijo el Jefe del Estado el martes.

Además, Heredia consideró que el informe del GIEI es “altamente apreciable” porque viene de un grupo de expertos “absolutamente independientes” y al mismo tiempo se trata de un trabajo “muy serio porque hace observaciones a todos”.

Asimismo, “devela que hubo una intromisión, una presencia del Ejército (en los hechos), y que hubo una actitud negligente, absolutamente negligente, de la Policía (…) porque no realizó ninguna de las funciones que tenía y al contrario se alineó en una lógica golpista”, lamentó.

Deja un comentario