Fútbol

DIEZ.-

Ganaron los azucareros en Montero con triplete de Mosquera (10′ de penal, 21′ y 28′) y Hurtado (13′). Descontaron Spenhay (30′) y el autogol de Quiroga (555′), para la academia. El partido se jugó en el estadio Gilberto Parada de Montero. Correspondió a la fecha 16.

Guabirá volvió por la senda del triunfo. Los rojos de Montero superaron este martes en el estadio Gilberto Parada a Blooming por 4-2.

El colombiano John Jairo Mosquera fue la figura al marcar tres de las cuatro conquistas norteñas a los 10’ (de penal), 21’ y 28’. Richard Spenhay (30’) y Álvaro Quiroga (gol en contra a los 55’) descontaron para la academia cruceña.

Blooming suma una nueva derrota, que en 16 partidos solo tiene 14 puntos, 10 menos que Guabirá, que ocupa el noveno lugar en la tabla.

Los azucareros aprovecharon la ventaja que le concedió la academia en todo el primer tiempo para ponerse en ventaja.

Mosquera se encargó de desnudar la fragilidad de la visita con un tripleta, cuya primera conquista la marcó de penal a los 10 minutos, tras una falta que al colombiano le cometieron en área enemiga.

Se esperaba la reacción de Blooming, que en este partido contó con el uruguayo Cristian Latorre y el brasileño Rafinha, ausentes en la pasada fecha.

No lo hizo y por eso llegó el segundo gol de los norteños a los 13 minutos, mediante el zurdo mediocampista Luis Hurtado, quien se anticipó al golero Braulio Uraezaña, tras el preciso pase que recibió al corazón del área de Juan Vogliotti.

La inspiración de la Furia Roja estaba a full. Supayabe por derecha fue el hombre que se proyectó todo el tiempo y siempre generando peligro. Eso pasó en la tercera conquista. El lateral montereño recuperó un balón tras una lucha con Daniel Lino, y asistió a Mosquera que definió con un potente remate.

El cuarto, tercero del atacante cafetero, se dio a los 28 minutos. Esta vez Supayabe asistió a Vogliotti, quien de primera cedió al goleador de la jornada que anotó de cabeza.

Asunto liquidado era para Guabirá, sin embargo a los 30 minutos llegó el descuento de Blooming con un potente remate de Spenhay.

Con este resultado transitorio y muy favorable para el dueño de casa se fueron ambos equipos al descanso.

En el segundo tiempo, los celestes apretaron el acelerador. Ricardo Pedriel estrelló la pelota al travesaño al minuto de haber comenzado el periodo con un certero cabezazo.

Mejoró el partido con la reacción de Blooming, aunque los rojos siguieron machacando sobre la portería de Uraezaña aunque no con la presión que ejercieron en el primer tiempo.

A los 55 minutos, Pedriel fue otra vez protagonista de una arremetida académica sobre el arco de Saidt Mustafá. Tras tiro libre de Rafinha, el atacante cabeceó y la pelota rebotó de Álvaro Quiroga, que terminó metiendo la pelota sobre su propia portería.

Esta conquista ocasionó que el partido creciera en intensidad. Blooming mostró otra dinámica y esto hizo pensar que estaba más cerca del tercero, que Guabirá del quinto.

De todas maneras, el local creó la situación más clara de gol en lo que restaba del complemento. A los 60 minutos, un tiro libre de Quiroga ‘besó’ el travesaño.

En el tramo final, ambos entrenadores arriesgaron con las variantes que incorporaron en el afán de que sus equipos se muestren firmes en la brega.

El intento fue bueno, pero pese a la lucha y al gran despliegue el resultado no cambió.

Deja un comentario