El presidente Luis Arce aseveró este martes que “responsables del Gobierno de facto” pretenden un “pacto de silencio’ sobre los hechos de 2019 y 2020, sin embargo aseguró que eso no será aceptado por su parte. 

“Los y las responsables del gobierno de facto y la división de los bolivianos pretenden inducirnos a un pacto de silencio que acalle todo lo ocurrido durante los años 2019 y 2020, bajo amenaza de precisamente de un nuevo golpe de Estado”, dijo Arce en su discurso por el Día de la Bandera. 

“Escúchenme bien: como gobierno nacional, como movimiento social, como bolivianos y bolivianas, no vamos a aceptar un pacto de silencio, porque esto sería traicionar lo más profundo de nuestras convicciones”, agregó el mandatario.

Arce sostuvo que Bolivia está saliendo de un año en que se trató de enfrentar a los bolivianos, incluso en lo simbólico, y de un gobierno, que calificó “de facto” que trató de dividir a los bolivianos entre quienes supuestamente defendían a la tricolor y quienes estaban con la Wiphala.

“La democracia no se construye sobre la base de mentiras y silencios, la democracia se construye de cara a la verdad”, acotó Arce.

Aseveró que la tricolor “es para el pueblo símbolo de libertad y emancipación de los bolivianos y bolivianas de cualquier forma de explotación y opresiones”, pero además es “independencia política y soberanía plena frente a cualquier tipo de imperialismo”.

Deja un comentario