REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Tres sujetos atracaron a un comerciante de coca el pasado jueves en horas de la madrugada en el barrio San José de Pocitos de Yacuiba, donde los sospechosos se hicieron pasar como compradores.  Los sindicados se encontraban con armas blancas y trataron de apuñalar a la víctima quien tiene 65 años, pero a tiempo su hijo llegó e intervino en el hecho evitando que le roben a su padre.

De acuerdo con lo informado por fuentes policiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), se conoció que el pasado jueves alrededor de la una de la madrugada, tres sujetos intentaron atracar a un comerciante de coca en  su domicilio ubicado en la calle La Paz y Oruro de San Jose de Pocitos en el municipio de Yacuiba.

“El denunciante refiere que se encontraría en su negocio de venta de coca ya que habría coordinado vía telefónica con un supuesto comprador, día antes para entregarle 20 kilos de hoja de coca, a la hora arriba mencionada, se harían presentes tres sujetos, los cuales tocarían su timbre, indicando que venían a  recoger la mercadería”, dijo el informante.

En ese momento cuando estaría embolsando la hoja de coca, estos individuos sujetarían por la espalda y amedrentarían con una arma blanca (cuchillo) en el cuello de la víctima, al percatarse de esto el hijo de la víctima acudiría a su auxilio al ver esto los tres sujetos se darían a la fuga con rumbo desconocido, motivo por el cual formaliza denuncia en la Policía y Ministerio Público.

El robo agravado

El Robo es un delito contra el patrimonio consistente en el apoderamiento de bienes ajenos, con intención de lucrarse, empleando para ello fuerza en las cosas o bien violencia o intimidación en la persona. Son precisamente estas dos modalidades de ejecución de la conducta las que la diferencia del hurto, que exige únicamente el acto de apoderamiento. La mayor peligrosidad del robo, por el uso de esta fuerza o intimidación, justifica que la pena sea superior a la que se establece por el hurto. Dentro del robo hay dos modalidades distintas, una que se distingue por el empleo de la fuerza en las cosas y otra por la violencia o intimidación en las personas. El primero es aquel en el que se emplea una fuerza, una violencia para acceder al lugar donde se encuentra la cosa. En ocasiones, también se definen como robo aquellas acciones en las que, a pesar de no mediar fuerza o intimidación, existe algún otro elemento que lo distingue del mero hurto.

Deja un comentario