Los sindicados eran dos y agredieron a la víctima luego de que este intentó defenderse de los malhechores en el barrio 4 de julio de la ciudad de Tarija.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Un sujeto de 33 años fue asaltado por dos delincuentes en la madrugada del pasado lunes, estos le clavaron un cuchillo en la cara luego de robarle, el hecho sucedió por inmediaciones del barrio 4 de julio de la ciudad de Tarija, de donde fue trasladado hasta el hospital regional San Juan de Dios (HRSJDD), donde fue internado tras ser intervenido quirúrgicamente.

De acuerdo con lo informado por fuentes policiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), alrededor de la una de la madrugada, un hombre de 33 años fue auxiliado al hospital de la ciudad, donde se encontraba gravemente herido debido a una lesión punzocortante que presentaba en su rostro.

“La víctima refiere que en circunstancias cuando se encontraba retirándose por la vía pública luego de haber consumido bebidas alcohólicas en un local de expendio y consumo de la zona 4 de julio, al caminar sobre la avenida Daniel Zamora cerca de las doce de la noche fue sorprendido por dos delincuentes, quienes lo redujeron a golpes”, dijo el informante.

En ese momento los sospechosos le robaron su celular, pero consecuentemente en el momento que intentaban quitarle su billeteras y prendas de vestir, uno de los malhechores le clavó un cuchillo en la cara, por lo que luego al ver la gravedad del suceso se dieron a la fuga antes que los vecinos de la zona intervengan.

“Los vecinos que escucharon el grito de la víctima salieron y evidenciaron que esta persona perdía mucha sangre, por lo que comunicaron ese momento a la Policía, quienes al dirigirse al lugar le hicieron los primeros auxilios y trasladaron al nosocomio (…) en la sala de emergencias los médicos lo intervinieron antes que fallezca”, señaló el policía.

En este lugar le diagnosticaron una incrustación de cuerpo extraño (cuchillo) en la región facial, por lo que la víctima luego fue llevado a la sala de observaciones; para luego ser trasladado a quirófano, de donde luego de unas horas salió directo a ser internado en sala de cirugía varones, donde sus familiares lo reconocieron.

La Policía una vez que entrevisto al herido, realizaron rastrillajes por la ciudad, pero no encontraron a los sindicados, quienes serían bebedores consuetudinarios.

Deja un comentario