Fútbol

PREMIUM SPORTS.-

Está hecha la planificación. El aprendizaje de árbitros, técnicos y demás demandará entre cuatro y cinco meses. La empresa dueña de los derechos debe lanzar la licitación para adquirir la tecnología.

El proceso de implementación en el fútbol boliviano del sistema de asistencia por viedeoarbitraje (VAR) para la temporada 2022 debería comenzar este agosto poniendo en marcha la capacitación del personal que estará a cargo de su manejo.

Antonio Decormis, miembro del Comité Ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), informó que el proceso de aprendizaje y capacitación durará entre cuatro y cinco meses.

“La FBF y la empresa que tiene a su cargo la implementación del VAR trabajamos en conjunto en este aspecto y, según plazos establecidos, en agosto debería comenzar la capacitación”, señaló Decormis.

Todo el proceso tendrá que estar supervisado por la FIFA y la Conmebol.

La idea es que la capacitación concluya en diciembre a más tardar.

¿Cómo se tiene que hacer?

Telecel se adjudicó los derechos de televisación del fútbol boliviano por cuatro años, con un contrato que incluye el funcionamiento del VAR.

Juan Carlos Lugones, director del Departamento de Arbitraje de la FBF, informó que son varios los requisitos que hay que cumplir.

“Estamos en la etapa de implementación de la estructura del VAR. La FBF debe nombrar al director del proyecto VAR, será alguien con aceptación y respaldo de FIFA, lo propio debe pasar con el instructor VAR, quien deberá tener la acreditación de la FIFA”, señaló Lugones.

Bajo esa dirección comenzará el entrenamiento.

En paralelo, la empresa a cargo ya tendría que lanzar la licitación para la adjudicación de la tecnología. La empresa elegida también deberá contar con la acreditación de la FIFA.

Los elegidos

¿Quiénes deberán acceder a la capacitación? Según Víctor Hugo Chambi, presidente de la Asociación Boliviana de Árbitros de Fútbol (ABAF), unos 150 jueces del país con insignia FIFA y de Primera son los indicados y, de ahí, elegir a los árbitros VAR.

Lugones detalló que en cada sala VOR (donde están los equipos) deberá estar el árbitro VAR, el asistente VAR, al menos dos técnicos de repetición y una persona designada como quality manager, encargada de comunicación entre la sala VOR y el equipo que eleva la señal de los partidos.

“Los técnicos deberán tener un dominio absoluto de las cámaras para que la revisión tarde menos y eso dependerá mucho de la capacitación”, agregó Lugones.

Antes de su debut en la categoría profesional, la tecnología pasará por ensayos en partidos de categorías menores, torneos femeninos y de ascenso.

Deja un comentario