(Observatorio Astronómico/EL Andaluz)

EL observatorio Astronómico Nacional ubicado en Santa Ana Tarija, informó a El Andaluz para las ultimas noticias de Tarija que la lluvia de meteoros Perseidas del mes de agosto de todos los años, es también conocida como las “Lágrimas de San Lorenzo”. Esta muy intensa lluvia de estrellas fugaces es partí-culas dejadas por el cometa Swift-Tuttle que orbita al Sol hace miles de años, fue descubierto en 1862 y tiene una traslación de 135 años.

En relación a estos y otros fenómenos astronómicos, los pueblos a lo largo de la historia, alimentaron el acervo popular con relatos que, salidos del imaginario, recrearon lo que en esos tiempos era inexplicable.

Una de ellas, fue la fascinante manera de explicar la lluvia de meteoros Perseidas del mes de agosto, al relacionarla con un hecho histórico trágico del mundo católico relacionado a San Lorenzo.

PERSEIDAS

Su máxima actividad se produce entre el 10 y el 13 de agosto en la constelación Perseo. Constelación visible para el hemisferio sur en el horizonte noreste.

Las Perseidas, una de las lluvias más importantes del año está asociada al cometa 109P/Swift-Tuttle. Este enjambre meteórico con partículas no más grandes que un grano de arroz, es atravesado por la Tierra durante más de un mes, dado que se mantiene activo entre el 15 de julio y el 25 de agosto. Presentan una alta velocidad de 60 km/s, una partícula de apenas un gramo puede producir extraordinarios bólidos (meteoros muy brillantes). La lluvia empieza suavemente a mediados de julio cuando la Tierra entra en los confines de la nube de desechos dejados por su cometa progenitor.

El primer registro de esta lluvia de meteoros, su-cedió en agosto del año 36 después de nuestra era y fue hasta 1835 que se identificó como un fenómeno periódico que parecía brotar de la constelación Perseo, Esta lluvia de meteoros es también conocida como “Lágrimas de San Lorenzo”, por ser el 10 de agosto la fecha de la trágica muerte del diácono católico Lorenzo, que luego fue convertido en santo.

Otras lluvias de meteoros en agosto

Iota Acuáridas Sur en constelación Acuario, su máximo es el 4 de agosto con un promedio de 5 meteoros por hora.

Delta Acuáridas Norte en constelación Acuario, su máximo es el 9 de agosto con 4 meteoros por hora.

Kapa Cígnidas en constelación Cisne, su máximo es el 18 de agosto con 3 meteoros por hora.

Iota Acuáridas Norte en constelación Acuario, su máximo es el 20 de agosto con 3 meteoros por hora.

Eridánidas en constelación Eridanus, su máximo es el 29 de agosto con 5 meteoros por hora.

Fray Lorenzo

Transcurría el mes de agosto del año 258 después de cristo; coronado el Emperador Publio Lucinio Valeriano, arremetió contra la iglesia católica en sus afanes de poder y riqueza. Valeriano también conocido por proclamar un edicto en el que prohibía el culto cristiano:

“Los Obispos, presbíteros y diáconos deben ser inmediatamente ejecutados; los senado-res, nobles y caballeros deben ser priva-dos de sus bienes y si aun así continúan siendo cristianos, sufrirán la pena ca-pital”, rezaba el edicto.

Fruto de semejante proclama, Papas, diáconos y creyentes fueron torturados y muertos. Uno de los clérigos que más sufrió el odio del Emperador Valeriano fue el Papa Sixto II que fue decapitado. Luego del horrendo crimen, Valeriano se dirigió al encuentro de Fray Lorenzo, uno de los siete diáconos de la ciudad de Roma, encargado de administrar y salvaguardar los bienes de la iglesia, así como velar por el bienestar de los pobres, a quien ordenó entregara las riquezas de los templos, basílicas y santuarios. Lorenzo el diácono, pidió tres días para poder recolectar las tan ansiadas riquezas, al cabo de los cuales apareció ante el Emperador con cientos de mendigos, huérfanos, viudas, mutilados, ciegos y enfermos, afirmando que esos eran los verdaderos tesoros de la iglesia.

Frente a tamaña osadía, furioso, el Emperador romano ordenó que Lorenzo fuese ejecutado y quemado vivo. La noche del 10 de agosto del año 258 d.c. mientras los creyentes y protegidos por la iglesia lloraban la muerte de Lorenzo su benefactor, comenzaron a aparecer “estrellas fugaces” en el cielo de Roma, época en que no se conocía por qué se producía aquel fenómeno. “Fray Lorenzo está llorando…”, exclamaba la multitud, “y no por cobardía…” decían, ya que al sufrir hasta la muerte tamaña tortura no profirió un solo grito ni soltó lágrima alguna, aguan-tó estoico el sufrimiento, “llora…” decían, “por dejar sin protección, alimento y cobijo a tantos seres desamparados”.

Décadas después, Fray Lorenzo fue canonizado convirtiéndose en el santo venerado por los creyentes de muchas poblaciones del mundo católico, iglesia ortodoxa, comunión anglicana y el luteranismo.

Por lo tanto, las noches de agosto son especiales, en particular las del 10, 11, 12 y 13, ya que cuando eleve la vista al cielo, puede que observe las lágrimas de San Lorenzo.

Deja un comentario