Trabajadores de la CNS Tarija van a huelga de hambre

(Roberto A. Barriga/EL Andaluz)
Carla Soruco, ex trabajadora de terapía covid de la Caja Nacional de Salud de Tarija, anunció que se iniciará una huelga de hambre tras dos semanas de protesta por haber perdido su fuente laboral.

A partir de mañana se colocarán en huelga de hambre y exigen la renuncia del administrador, Soruco también señaló que piden reincorporarse a la terapía covid porque la pandemia aun no acabó.

Qué sucedió

Una voz buscando justicia se comunica con el Andaluz, un tono suave pero seguro narra lo que fue pasar los días dentro de terapía intensiva covid. Cuando la pandemia comenzó se hizo un llamado, mujeres y hombres acudieron a pesar de saber que existirían repercusiones, desde odio por parte de sus vecinos y familiares hasta la muerte, sin embargo, se arriesgaron y asumieron su rol.

La voz se quiebra, la impotencia y frustración de los trabajadores se siente, es bronca, de saber que los que estuvieron desde el primer día en primera línea son echados a la calle sin ningún reparo, explicación, ni siquiera se les mostró gratitud. “No nos dijeron ni gracias” reitera, siente que la población debe enterarse de esto.

Todo el personal que estuvo en la primera línea es despedido, entraron ante una necesidad del sistema y humana, nadie quería trabajar en ese puesto, personal de salud rechazaba las ofertas. Los problemas políticos de la Caja Nacional de Salud repercuten en la vida de familias bolivianas.   

Los trabajadores indicaron ante El Andaluz para las noticias de Tarija que el administrador del Hospital no los quiso escuchar, no tuvieron el valor para decirles en sus rostros que serán retirados tras haber trabajado en esos duros momentos.

Alrededor de 40 personas de terapía intensiva covid culminaron su contrato y no les avisaron si tendrán continuidad o algo parecido, no les dijeron nada.

Según las denuncias que llegó al periódico de Tarija se contrató otro personal, los antiguos trabajadores capacitaron a estos, en su perspectiva no estaban capacitados, cometían errores básicos, esto llevó a que algunas y algunos renunciaron. “La presión es mucha trabajando en terapía covid” expresó nuestra fuente para las noticias de Tarija.

Deja un comentario