Una escritora francesa realiza recopila la historia de la guerra del Chaco

El Andaluz/Villa Montes

La escritora francesa Alais Le Villain realiza la investigación en literatura sobre la Guerra del Chaco, haciendo un recorrido por la ciudad benemérita, donde indicó que está muy interesada y enfocada en la historia del enfrentamiento bélico entre los países de Bolivia y Paraguay.

“Me parece importante realzar la historia nacional y para que este material sea de conocimiento de la población”. 

Alais visitó el Museo de la Guerra del Chaco, el Corralito y finalmente recorrieron las Trincheras de Iguiraru e Ibibobo con una alianza estratégica con el Gobierno Autónomo Regional del Gran Chaco Villa Montes y la Plataforma de Turismo.

Pietro Irusta Bellot encargado de comunicación de la plataforma y el historiador Fernando Claure fueron los guías de este recorrido.

“Alais nos comenta la importancia la importancia de la Guerra del Chaco en otros países, esto nos va a ayudar a retroalimentarnos y sacarle el valor necesario a este suceso. Esto es una instrucción específica y estricta de la Ejecutiva de Desarrollo Lic. Karen Sánchez”, finalizo Irusta

Reseña sobre la Guerra del Chaco

La guerra del Chaco es la denominación del conflicto bélico entre Paraguay y Bolivia librado entre el 9 de septiembre de 1932 y el 4 julio

de 1935 por el control del Chaco Boreal. Fue una guerra importante en Sudamérica durante el siglo XX. En los tres años de duración, Bolivia movilizó a lo largo del conflicto a 250 000 soldados y Paraguay a 120 000, que se enfrentaron en combates en los que hubo gran cantidad de bajas (aproximadamente 60 000 bolivianos y 30 000 paraguayos) y gran cantidad de heridos, mutilados y desaparecidos. Los distintos tipos de enfermedades tanto físicas como psicológicas, la característica hostil del teatro de operaciones y la falta de agua y mala alimentación produjeron el mayor porcentaje de bajas y afectaron la salud de los soldados sobrevivientes, a muchos de por vida.

El enfrentamiento consumió ingentes recursos económicos de ambos países. Paraguay abasteció a su ejército con gran cantidad de armas y equipos capturados en distintas batallas a los bolivianos. Terminada la guerra, algunos excedentes los vendió a España (Decreto-ley 8406, 15 de enero de 1937).

El cese de las hostilidades se acordó el 14 de junio de 1935. Bajo la presión de Estados Unidos, por un tratado secreto firmado el 9 de julio de 1938, Paraguay renunció a 110 000 km² ocupados por su ejército al cese de las hostilidades.17​ El Tratado de Paz, Amistad y Límites se firmó el 21 de julio de 1938 y el 27 de abril de 2009 se estableció el acuerdo de límites definitivo. La zona en litigio quedó dividida en una cuarta parte bajo soberanía boliviana y tres cuartas partes bajo soberanía paraguaya. Bolivia recibió una zona a orillas del alto río Paraguay.

Los antecedentes y causas de la guerra del Chaco son complejos. Cuando Bolivia y Paraguay se volvieron estados independientes heredaron de la época colonial una vaga determinación de los límites de esa zona inhóspita y despoblada por lo que tuvieron que fijar sus respectivas jurisdicciones de acuerdo con documentos muchas veces contradictorios o mediante el trazado de líneas geodésicas.

Los cuatro tratados de límites que se acordaron entre 1879 y 1907 no fueron aceptados definitivamente por ninguna de las partes. Cuando Bolivia perdió la salida al océano Pacífico, como consecuencia de la guerra del Pacífico (1879-1884), esa región adquirió un valor estratégico para ese país: la ocupación del Chaco Boreal fue necesaria para salir al océano Atlántico por el río Paraguay. Ambos países realizaron pocas expediciones al Chaco. Otra causa fue la supuesta existencia de petróleo en el subsuelo chaqueño que la empresa estadounidense Standard Oil ya extraía en sus bordes serranos.

Esta empresa había fracasado en su intento de transportar el petróleo boliviano a través de un oleoducto en territorio argentino hasta la refinería que tenía una subsidiaria suya, en Campana, sobre el río Paraná, quedándole como única opción cruzar por el Chaco Boreal hacia el río Paraguay, lo más al sur posible.

Deja un comentario