El Andaluz / Yacuiba

La Federación de Maestros Rurales del Gran Chaco fijó su posición respecto del conflicto que se ha generado por la contratación de docentes para el Instituto Tecnológico Yacuiba (ITY), con recursos del Gobierno Autónomo Regional del Gran Chaco; además solicitan una gestión conjunta a objeto de conseguir los ítems que son responsabilidad del Ministerio de Educación.

En una carta dirigida al ejecutivo regional, José Luís Ábrego, los maestros manifestaron su preocupación por la carga económica que se genera al Gran Chaco por la contratación de docentes con recursos del nivel regional y por la calidad del personal con el que cuenta el Tecnológico.

En ese orden, solicitaron un informe con la nómina de todo el personal con el que apoya la entidad al ITY, la modalidad de contrato y el mecanismo de selección del personal.

En el documento, firmado por el secretario ejecutivo de la Federación Samuel Salas, también solicitaron coordinar en todo aspecto el potenciamiento de los Institutos Tecnológicos y en la asignación del personal para que cuente con el perfil adecuado con una selección bajo compulsa de méritos a objeto de contar con mejores docentes.

Cuestionan al rector:

La conducta del rector del Instituto Tecnológico Yacuiba (ITY), Marco Quecaña, fue calificada como irresponsable por el coordinador de la Dirección de Conflictos, Miguel Salazar, quien también aseguró que la autoridad cometió inacción al no haber gestionado, ante el Ministerio de Educación, la creación de ítems para las carreras de Agropecuaria e Industria de Alimentos.

“Las carreras se han creado el 2018, pero el Reglamento General de Institutos Técnicos y Tecnológicos es claro al señalar que la asignación de ítems para cargos directivos, docentes y administrativos de los Institutos T de carácter fiscal y de convenio es de responsabilidad del Ministerio de Educación; de ahí a la fecha era su responsabilidad gestionar estos ítems”, dijo.

Salazar aseguró que, con la buena predisposición del ejecutivo regional, José Luís Ábrego, a pesar de la quiebra económica de la institución y de los vacíos legales en el programa, no se está coartando el derecho a la educación y se está garantizando que todo el personal docente tendrá su adenda a sus contratos los meses de junio, julio y agosto y que se formará una comisión del Instituto y el Gobierno Regional para viajar a La Paz a gestionar los Ítem para el ITY. 

Por esta razón, no entienden las motivaciones de seguir en conflicto.

Según el coordinador, las responsabilidades que le asigna la Ley al Gobierno Regional, en cuanto a la dotación y financiamiento de los servicios básicos están garantizados y se cumplen a cabalidad, y que la infraestructura, el mobiliario, material educativo y equipamiento están a su disposición.

Salazar informó que están trabajando para subsanar errores de la anterior gestión, tomando en cuenta que cualquier dotación, transferencia de recursos u otra acción que no está en el marco de sus competencias tienen que proceder siempre bajo un Convenio Interinstitucional; lo contrario ocasionaría responsabilidad administrativa y penal para las autoridades.

Deja un comentario