Los vecinos del asentamiento de Pampa Galana denunciaron a dos mujeres, una de ellas funcionaria pública en Bermejo por administrar un cementerio clandestino.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

En la zona de Pampa Galana, los vecinos revelaron que existe un cementerio clandestino, donde entierran entre dos a tres cadáveres por día. Donde tres personas, entre ellas una funcionaria pública de Bermejo reciben sumas de dinero en dólares por parte de personas que entierran cadáveres en este campo santo en altas horas de la noche.

Según informaron los vecinos de la zona, entre dos a tres entierros por día se da en este cementerio clandestino, dónde existen más de 100 enterrados, por lo que piden que debería haber control y que se deje un espacio a la gente que es del barrio

“No se sabe si da orden, o quizás no están pagando nada, no se sabe nada, pero la gente aquí sube, son personas que no son del barrio vienen, y les dan orden para enterrar”, dijo una vecina en el lugar.

Las mismas ven raro, que habiendo un cementerio en zona El Portillo, igual llegan a este lugar clandestino para enterrar muertos.

“Hay cementerio y por qué traen aquí, están vendiendo los terrenos, haciendo negocio para ellas, están cobrando 300 bolivianos por enterrar. El otro día paso una camioneta, me dijo donde vive la encargada del cementerio para enterrar, ¿No será con covid?, yo les dije, no, me dijo, entonces les dije que (la sindicada) vive en la casa blanca, la rata esa que vende terrenos ajenos, ella da la orden y a ella siempre la vienen a buscar. La vez pasada una camioneta roja vino y entre tres la buscaron”, dijo una anciana en el lugar.

Los vecinos citaron a tres personas Dianeth Flores, Deysi Ortega, Walter Tapia, y Martha Colque, quienes permiten que ingresen a enterrar a difuntos, siendo transportados en vagonetas, camionetas solo en la noche, y según se conoció pagan entre 3000 dólares, 2000 dólares.

Los vecinos tienen pruebas de que Ortega cobró dinero, existen recibos de hasta 5000 dólares; además de multas que cobraría a los vecinos.

En tanto la aludida desmintió las aseveraciones y al contrario califico de amarillistas a los periodistas, al momento de consultarle sobre estas irregularidades, donde esta mujer afirmaba que fue idea de los vecinos y de que no se cobra ni un centavo.

“En nuestro plano está el cementerio, no lo llamo clandestino, porque todos los que están ahí tienen documentación (…) me molesta que nosotros cobramos, son mentiras, voy a demostrar de que a nadie se ha cobrado”, aseveró la aludida.

Deja un comentario