Narda Céspedes, vecina del barrio Pampagalana, denunció la presencia de un cementerio clandestino en su barrio, supuestamente se cobraría altas sumas de dinero por enterrar personas en predios de su barrio, se realizan hasta tres entierros por día.

Céspedes aseguró que compró el terreno en un asentamiento de Deysi Ortega, por lo que está segura que esa misma persona lucra con los entierros, explicó que todos los días van personas a enterrar cadáveres, esto sucede en horas de la noche.

La vecina informó que se realizó la denuncia pertinente a las autoridades a tiempo de explicar que a parte del cementerio se realizan otros abusos por parte de Ortega, la tildó de loteadora.

 

Deja un comentario