(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

Las cámaras de seguridad del proyecto Ciudad Inteligente, vuelven a ser noticia, el proyecto lejos de mostrar ingenio, presenta problemas tanto ´técnicos como legales, pues las cámaras que se suponen funcionan para vigilar la ciudad están deterioradas y algunas ya no funcionan.

 Por otro lado, la policía que defendía este proyecto y siempre le dio el visto bueno, ahora decidió lavarse las manos cual galeno que atiende pacientes con covid, pues su máxima autoridad indicó a la prensa que jamás fueron entregadas de manera formal, por lo cual se excusan de toda responsabilidad, siendo que los verdes olivos manejan la estación que monitorea constantemente las calles.

El comandante de la policía departamental de Tarija, coronel Sadid Ávila, informó ante medios de comunicación que las cámaras de seguridad del proyecto Ciudad Inteligente, nunca fueron entregadas de forma oficial a la policía.

“Esas cámaras no han sido recepcionadas y no existe ningún documento firmado pro el comando departamental ni el comando general en cuanto a la recepción de las cámaras de vigilancia, las cámaras de vigilancia deben ser entregadas a nosotros, la policía” declaró Ávila.

A su vez la máxima autoridad de la policía de Tarija informó realizaron el informe pertinente para no incurrir un delito.

Según Ávila se deberían haber realizado la entrega por parte de la alcaldía de Tarija.

Estas declaraciones se dieron a conocer días después de que la directora de Seguridad Ciudadana del Gobierno municipal de Cercado, Blanca Peñaloza, haya informado que este proyecto se encuentra en manos del Ministerio Público para que se realice una investigación a fondo debido a que las cámaras dejaron de funcionar. 

“Estoy averiguando todo sobre las cámaras, no están funcionando en su totalidad, hace dos años la Policía nacional ha hecho tres puntos que tenían que ser resueltos por la empresa que adjudicó con llave en mano y hasta el momento no lo ha hecho, lo que estamos esperando es que la empresa se haga presente urgentemente aquí, ya que es conocimiento de la Fiscalía el problema que tenemos con este proyecto”, dijo.

El legado de Rodrigo Paz

El alcalde Rodrigo Paz decidió implementar una obra en el distrito 7 de la ciudad de Tarija, una zona donde la carencia de servicios básicos es una realidad en pleno siglo XXI, esta obra es un mástil que debió costar 20 mil bolivianos, pero terminó constando 5 millones. a Esto se sumó que las banderas para esta obra llegaron hasta casi los 50 mil bolivianos.

“Tal vez uno se equivocó en el tiempo y en el momento” y “Uno aprende en el camino” declaró Rodrigo Paz, en una entrevista en la red UNITEL respecto al mástil, el ex alcalde admitió su error del despilfarro de una obra que hasta el momento no tiene propósito.

Por otra parte, tenemos el problema de las cámaras de ciudad inteligente, que lejos de cubrir una necesidad, parece que se gastó dinero para justificar el capricho del ex alcalde Rodrigo Paz.

Ochenta y ocho millones novecientos ochenta mil  (88.980.000.00) es el costo del proyecto de “ciudad inteligente” que dejó el legado de Rodrigo Paz, a pesar que se redujo a 53 millones sin saber dónde fue más de 30 millones en faltantes. Se compraron cámaras con una inversión millonaria. 

Ruth Ponce, exconcejal, lamentó en el 2020 que se hagan “inversiones millonarias” para asegurar solo a un 20 por ciento de la población. 

“Hemos pedido al ejecutivo que nos acompañen a una inspección, tanto a instalaciones de la Policía como al de la misma Alcaldía para ver las torres bases, para ver las cámaras, para ver qué trabajos se está realizando, son 151 cámaras que ha adquirido el Municipio, de estas estas están instaladas, nos dijeron entre un 20 a un 40 por ciento de los barrios de la ciudad”, señaló.{hasta el momento el proyecto jamás fue concluido, existía el compromiso del gobierno central en terminar el proyecto de Paz, pero se fue de senador y hasta ahora no hay miras de terminar el millonario proyecto.

Los conejales que apoyaron estas medidas de despilfarro, tanto en el puente millonario, como en las famosas camaritas, como en el mástil que el mismo alcalde resaltó como error fueron.

Alan Echart, Alfonso Lema Grosz, Francisco Rosas Urzagaste, Valmoré Donoso Zambrana, Esther García y Cira Flores Villarroel.

Deja un comentario