El líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, reveló que fue el Movimiento Al Socialismo (MAS), en primera instancia, que lo convocó a la reunión en la Universidad Católica Boliviana (UCB), en noviembre de 2019, y que la Iglesia católica lo hizo después.

“El lunes 11 de noviembre yo recibo llamada del que era ministro de Justicia, Héctor Arce, quien me dice ‘por favor, Samuel, te pido que vayas a una reunión en la UCB para encontrar una solución democrática’. Yo digo que siempre estoy dispuesto a colaborar. Él me llama. Si me convocan yo voy a estar presente para las soluciones pacíficas”, dijo Doria Medina anoche en PAT.

Explicó que el exministro no se volvió a contactar, pero que Roberto Moscoso, dirigente de UN y ahora convocado a declarar por el caso del supuesto «golpe», fue contactado por la diputada Valeria Silva, quien le pidió el número de celular de Doria Medina con el fin de contactarse con él.

“Y me llama (Adriana) Salvatierra y me convoca. Entonces yo voy convocado por gente del MAS. Luego recién me llama monseñor (Eugenio) Scapellini”, aseveró.

El líder de UN consideró que el oficialismo implementa una estrategia para “distraer” la agenda sanitaria y económica.

Deja un comentario