El Andaluz / Yacuiba

La Asociación de Bagalleros de Yacuiba confirmó ayer que la vacunación contra el COVID-19 llegó solo al 30% de sus afiliados, quienes suman un total de 600. Por ello, la dirigencia pidió a las autoridades que se priorice a este sector debido a que no pueden retornar a su trabajo desde marzo de 2020, cuando se cerró la frontera.

“Llegamos casi a los 100 compañeros con la primera dosis, pero faltaría como un 70%, por eso vamos a pedir que se priorice la vacunación en la frontera para comenzar de una vez los trámites para la reapertura”, indicó Juan Carlos Llanque, dirigente de la Asociación de Bagalleros de Yacuiba.

El sector logró que salubristas del centro de salud de Pocitos se trasladen hasta su sede para vacunar a sus afiliados. En la jornada de ayer se programó la inmunización de 25 bagalleros y hasta antes del mediodía se aproximaron 22.

La vacunación de los bagalleros es un pedido de las autoridades para coordinar con sus pares de Argentina la reapertura de la frontera entre ambos países, la cual permanece cerrada desde marzo de 2020, cuando se reportaron los primeros casos de COVID-19 en el país.

“Nosotros somos 500 bagalleros y eso se suman unos 100 que son pasivos, en sí somos más de 600 compañeros. Tal vez algunos tienen la posibilidad de aguantar, pero otros no tienen ni para el alquiler. Nos estamos buscando la vida, necesitamos trabajos de tres meses porque el sector bagallero es el que aún no retorna a su fuente laboral por el cierre”, mencionó Llanque.

Deja un comentario