Feligreses se dieron modos para participar en la procesión del Santo Patrono

El Andaluz / Yacuiba

La devoción no conoce de restricciones y así lo demostraron ayer los yacuibeños, quienes se dieron modos para sumarse a la procesión de San Pedro Apóstol con las respectivas medidas de bioseguridad. Las autoridades encabezaron el acto religioso que recorrió todas las iglesias del municipio. La asambleísta María René Barrios expresó su emoción al ser pasante de la festividad para 2022.

“Ahora más que nunca necesitamos de nuestro santo y de sus bendiciones para que esta pandemia se vaya de una vez de Yacuiba, del país y del mundo (…) ya hemos perdido a muchas personas y nuestra fe debe estar más viva que nunca, por eso vine, a demostrar que mi devoción es grande”, relató emocionada Fátima Rojas, quien participó ayer de la procesión.

Al igual que ella, muchos yacuibeños se sumaron al acto religioso para renovar su fe hacia San Pedro Apóstol y pedirle salud para el municipio. A medida que el grupo recorría todas las iglesias, los transeúntes y vecinos inclinaban la cabeza y se persignaban en señal de respeto al Santo Patrono, otros los esperaban para sumarse o arrojar flores como muestra de su devoción.

En Yacuiba están vigentes ciertas restricciones y medidas de prevención para evitar el contagio del COVID-19, como el uso del barbijo y el distanciamiento social. Los feligreses portaron los barbijos y el alcohol sanitizador.

La procesión se realizó en vehículos para recorrer, además de todas las iglesias, las calles de San José de Pocitos. El acto estuvo encabezado por las autoridades, entre ellas el alcalde Carlos Brú y el ejecutivo regional José Luis Ábrego, además de concejales municipales y asambleístas regionales.

Adolfo Reynoso Mayre y su familia, los pasantes de la festividad de este año, participaron de la procesión virtual, pues todo el recorrido fue transmitido en vivo por la página de Facebook del Gobierno Autónomo Municipal de Yacuiba y algunos medios de comunicación a través de sus redes sociales.

La festividad religiosa comenzó el año 1859 y fue institucionalizada mediante la Ordenanza Municipal 02/2013, que la declaró patrimonio histórico, cultural y arquitectónico de Yacuiba. Precisamente al concluir el trayecto, el concejal Daniel Requena informó que trabajará para que dicha ordenanza sea elevada a rango de ley municipal para establecer un día feriado.

Por su parte, la asambleísta regional del Chaco, María Rene Barrios, agradeció a la familia Reynoso por confiar en ella y su familia para hacerse cargo de la festividad de 2022. Adelantó que lo hará con mucha fe y devoción a San Pedro. “Queríamos ser los pasantes desde hace mucho tiempo atrás y lo haremos con la fe puesta en Dios y en San Pedro”, manifestó.

Deja un comentario