Tras acogerse al silencio, Mesa se declara hostigado por los fiscales del caso Golpe

El expresidente Carlos Mesa, jefe de Comunidad Ciudadana (CC), se declaró amenazado y hostigado por los fiscales que llevan adelante las investigaciones del caso Golpe de Estado, y volvió a acusar al Movimiento Al Socialismo (MAS) de persecución política.

“La amenaza directa de Edwin Quispe a nombre de la Fiscalía, en mi contra, muestra la decisión del MAS de continuar la persecución política usando la mentira del golpe de Estado. Cambian su relato embustero por la intimidación y el hostigamiento de los fiscales. #NoTenemosMiedo” (sic), escribió en su cuenta de la red social Twitter.

Lanzó el tuit luego de que Quispe, en conferencia de prensa, señaló que el exmandatario no colabora con la investigación abierta por la exdiputada Lidia Patty. “Ya la comisión decidirá en función a los elementos que tengamos, más las dos declaraciones de esta semana y las próximas, la condición en la que va a comparecer ante la justicia”.  

Mesa se acogió a su derecho al silencio en su visita a la Fiscalía, tras ser implicado en las reuniones extralegislativas que allanaron el camino para la posesión de Jeanine Añez como presidenta, en noviembre de 2019, tras el derrocamiento de Evo Morales. Incluso se lo apuntó por haber declarado que ningún político del MAS podía suceder a Morales.

Esta semana fueron citados a declarar los expresidentes de las cámaras de Diputados y de Senadores, Víctor Borda y Adriana Salvatierra, respectivamente, ambos del MAS. Mientras que para la siguiente semana serán convocados Ricardo Paz, Luis Vásquez Villamor, Jose Antonio Quiroga, Jerjes Justiniano y Roberto Moscoso.

Deja un comentario