Crece la incertidumbre por segundas dosis Sputnik V y Colegio Médico sugiere otro esquema

A dos semanas para que se cumplan los tres meses para la aplicación de la segunda dosis Sputnik V crece la incertidumbre en la población beneficiada debido a que los inmunizantes aún no han llegado al país para su distribución a las regiones, sumado a que el viceministro Álvaro Terrazas indicó que otros países han usado otras vacunas en la segunda aplicación.

Al respecto, el Colegio Médico de Bolivia sugiere que, en caso de que los inoculantes no lleguen antes de la segunda quincena de julio, el Gobierno vuelva a vacunar a las personas que recibieron la primera dosis rusa y les aplique un nuevo esquema (con primera y segunda dosis) para garantizarles la inmunidad contra el coronavirus. Además, pide ajustar el plan de vacunación, contemplando solo esquemas completos, con primeras y segunda dosis.

El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Luis Larrea, anticipó que estas serán algunas de las sugerencias que emitirá el Comité Científico Nacional, que se reunirá esta semana para analizar el asunto del retraso de las segundas dosis Sputnik V y la situación epidemiológica del coronavirus, para dar recomendaciones al respecto.

Larrea asegura que los componentes de la primera y segunda dosis de la vacuna rusa son distintos, y entre ambas garantizan una protección superior al 90%, por lo tanto, la aplicación de una sola dosis no garantiza la inmunidad. La combinación con otra vacuna tampoco garantiza una protección.

“Las vacunas (Sputnik V) tienen la característica de tener dos genomas totalmente diferentes. Ahora si el Gobierno no garantiza el esquema completo, lo que tiene que hacer la gente que ha recibido la primera dosis, es exigir al Gobierno que la vuelva a vacunar con otro tipo de vacuna, pero con las dos dosis. Eso es lo que se tendría que hacer, no queda otra porque no se puede colocar solo una dosis. Las dos crean una efectividad por encima del 80% o 90%, una sola no crea esa inmunidad y tampoco se puede combinar”, expresó Larrea.

Agregó que para que no ocurra lo mismo que con la dosis rusa, en adelante el Gobierno debe garantizar las dos dosis a la población.

“Hemos pedido al Gobierno que no se equivoque más en la vacunación y lo volvemos a decir: ahora que está recibiendo 1 millón de vacunas, que distribuya el esquema completo para 500.000 personas, garantizando las primeras y segundas dosis de estas personas”, dijo Larrea.

Las personas que recibieron las dosis rusas en primera instancia fueron programadas para recibir su segunda dosis en 21 días, pero luego se les notificó que se ampliaría a 90 días.

El contrato con el fabricante ruso fue el primero que firmó el Gobierno, en diciembre pasado, cuando se comprometió 5,2 millones de dosis y la idea era que 1.700.000 dosis llegarían a finales de marzo, similar cantidad en abril y el resto en mayo, pero eso no sucedió, lo que generó la preocupación en la población, más ahora que Rusia está priorizando la demanda interna.

Hasta el momento han llegado al país 745.000 dosis de Sputnik V, pero solo las primeras 20.000, que llegaron el 28 de enero, se recibieron con primeras y segundas dosis, y fueron aplicadas al personal de salud.

El 14 de abril Bolivia recibió otras 25.000 dosis de la vacuna Sputnik V con las que el Ministerio de Salud abrió la vacunación para las personas mayores de 60 años y otras personas con enfermedades de base.

Posteriormente, el 20 de abril llegó al país otro lote de 200.000 dosis; el 15 de mayo, otro de 400.000 dosis; y el 12 de junio, otro de 100.000.

Preocupación de la gente

Mientras tanto, crece la incertidumbre en la población que no sabe si podrá completar su esquema de vacunación con la vacuna rusa.

Una de ellas es María Ruth Cuéllar (71 años), nacida en Beni, pero vive en Santa Cruz de la Sierra. Se vacunó el 21 de abril con la dosis de Sputnik V en Trinidad, y su segunda dosis estaba programada para el 12 de mayo. Cumpliendo fielmente la primera indicación que le dieron, acudió hasta el puesto de vacunación, pero en vez de colocarle la dosis que le faltaba, le indicaron que la nueva disposición era esperar los 90 días, por lo que fue reprogramada para el 21 de julio.

Ahora que se acerca la fecha para su dosis, María Ruth está con la incertidumbre si llegarán a tiempo las segundas dosis.

El 23 abril otra mujer de 72 años recibió su primera dosis de la Sputnik V en el Centro de Especialidades Médicas de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno. Ella también tenía marcado recibir su segunda dosis en 21 días, pero luego le informaron que debe retornar el 23 de julio, y ahora está a la expectativa de lo que anuncien las autoridades.

La preocupación no solo es de los que deben colocarse la segunda dosis en julio, sino también para las personas que recibieron posteriormente la dosis y están marcadas para acudir a los centros de vacunación en agosto.

Los que están tranquilos son los que fueron vacunados con la dosis china Sinopharm porque están garantizadas sus segundas dosis en los 21 días establecidos. “La aplicación es rápida y sin aglomeración”, dijo una profesora de 46 años que ayer llegó hasta el centro masivo que funciona en la Feria Exposición.

A diferencia de las personas que acuden por la primera dosis, los que buscan completar el esquema no necesitan ponerse en la fila.

En este lugar y en el de la universidad todavía quedan 700 dosis de vacuna Pfizer. Las autoridades sanitarias piden a la población acudir a completar su esquema, para no tener que desechar estas dosis.

Garantizan las dosis

El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, garantizó la llegada de las segundas dosis en la fecha prevista; sin embargo, indicó que otros gobiernos están usando en la segunda aplicación otras vacunas.

“Ellos (Rusia) van a priorizar su producción nacional, pero han dicho que van a cumplir los contratos. Tenemos el arribo de 200.000 dosis que van a llegar para antes de que se cumplan las primeras personas que se iniciaron con la Sputnik V. Ahora, ¿qué pasa si no llegaran?, decimos que hay la garantía del Estado”, dijo el viceministro Terrazas. Agregó que “no es algo que el Gobierno vaya a hacerlo o ha tomado la decisión, pero diferentes gobiernos han empezado a aplicar, ante la carencia de vacunas (para segunda dosis), han complementado con otro tipo de vacunas las segundas dosis”.

El Gobierno confirmó que, desde el 9 de julio y hasta el 12 agosto, llegarán 625.000 segundas dosis de esta vacuna, que permitirán completar el esquema de protección.

El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, informó que el fabricante se ha comprometido a hacer llegar aproximadamente hasta el 9 de julio las primeras 25.000 dosis, el 18 de julio unas 200.000 y el 12 de agosto las siguientes 400.000 segundas dosis de esta vacuna.

“La negociación de las primeras dosis va por caminos separados, es posible que recibamos un lote de primeras dosis, pero aún no está confirmado”, dijo Blanco.

Por su lado, el ministro de Salud, Jeyson Auza, indicó ayer que el Gobierno está tomando los recaudos para responder a la demanda de la población en lo que se refiere a la vacuna.

Deja un comentario