PROF. JESÚS ALBERTO NINA Q.

Hoy en la actualidad con las nuevas tecnologías  de comunicación e información, la forma de vivir se nos han hecho  más simple, y con el desarrollo de nuevas aplicaciones; que nos facilitan realizar varios tipos de lectura y otras potencialidades; pero por el contrario, esto tiene un perjuicio en los niños y jóvenes que en vez de aprovechar las lecturas que para su edad les parecerá aburrida y poco provechosas, usan las nuevas tecnologías para juegos que en ocasiones bloquean su pensamiento y otros conocimientos más.

La lectura es  un hábito de comunicación que nos permite ampliar el conocimiento y por ende el pensamiento cognitivo de cualquier persona, el leer nos permite construir con facilidad distintas ramas. Es importante que las niñas, niños y adolescentes lean mínimamente un libro  al mes; esta actividad permitirá estimular fácilmente la imaginación, creatividad y su función cerebral, así mismo ayuda a obtener un mejor vocabulario y buena memoria. Pero por otro lado, también  coadyuvara a conseguir un buen rendimiento académico en  cualquier nivel donde esté desarrollando y ampliando sus conocimientos, para esto debemos elegir un buen texto de lectura el mismo que debe ser adecuado para cada edad.

Por el contrario en estos tiempos de pandemia la sociedad en su gran mayoría ha dejado de lado este hábito, las niñas, niños y jóvenes en edad escolar no han sido la excepción,  o mejor ha sustituido los libros y textos por los celulares tablets, por dedicarse a pleno a ver la televisión y otros medios tecnológicos que a pesar de que conllevan sus pros y contras,  en la salud y la dependencia, es decir  que por un lado nos beneficia y acorta las distancias en informarnos y comunicarnos, por el otro nos volvimos dependientes de estos dispositivos. Se ha comprobado científicamente  que en la salud; la vista y el oído son los órganos  que pueden quedar más comprometidos en el uso permanente de estas tecnologías, también crea dependencia estrés y ansiedad cuando los extraviamos y preocuparnos por la información que este puede contener o simplemente por los contactos que tienen insertos en su memoria.

Por todo lo dicho  esperemos que esta opinión nos lleve a una reflexión profunda para seguir  leyendo. Nuestros amigos  los libros piden a  gritos que con ellos nos nutramos de conocimiento y que también nos guiaran por el camino del saber, no olvidemos que un país que lee, es disciplinado y tiene buena cultura y educación.

Deja un comentario