El gobierno de Áñez ignoró en 2020 el pedido del Papa Francisco de salvoconductos para asilados

El Papa Francisco sugirió en enero de 2020 al gobierno de Jeanine Áñez otorgar salvoconductos a las exautoridades del gobierno del expresidente Evo Morales asiladas en la legación de México en La Paz, según una nota oficial enviada por el embajador en la Santa Sede con la clasificación “muy urgente” a la entonces canciller Karen Longaric. El pedido fue ignorada por el gobierno de Áñez.

El entonces embajador Julio César Caballero envía una nota el 15 de enero de 2020 con el mensaje del Papa Francisco.

En esa nota oficial se detalla que “el jueves 9 de enero de 2020, a las 10.30, he participado en el saludo del Cuerpo Diplomático al Santo Padre, quien en la ocasión me ha sugerido el siguiente mensaje que tengo a bien comunicar a través de la presente, el Santo Padre sugirió ‘superar la crisis de los asilados en la Embajada de México en la ciudad de La Paz proporcionado salvoconductos a aquellas personas que se encuentran en esa legación diplomática, consolidando así el proceso de pacificación y el periodo electoral iniciado por Bolivia’”.

Tras la dimisión de Morales, cercado por denuncias de fraude electoral, protestas cívicas, un motín policial y la “sugerencia” militar de renuncia, varios de sus exministros lograron asilarse en la legación mexicana ante la apertura de procesos en su contra.

Los asilados fueron los exministros Juan Ramón Quintana, Javier Zavaleta, Héctor Arce, Wilma Alanoca, César Navarro y Hugo Moldiz, además de Víctor Hugo Vásquez, exgobernador de Oruro; Pedro Dorado, exviceministro de Desarrollo Rural, y Nicolás Laguna, exdirector de la Agetic.

Ninguno pudo abandonar la embajada debido a que el gobierno de Áñez se negaba a otorgar los salvoconductos que les permita viajar a México bajo el argumento de que tenían cuentas pendientes con la Justicia. Una vez ganó las elecciones y fue posesionado Luis Arce, pudieron salir de su encierro forzado.

Arce, ahora embajador en la Organización de Estados Americanos (OEA), posteó el mensaje del Papa Francisco en su muro de Facebook y cuestionó el actuar del gobierno de Áñez, más cuando tomaron el poder en nombre de Dios y con la Biblia en la mano.

“Por increíble que parezca un gobierno de facto que falsamente ingresó al Palacio Quemado con la Biblia, desoyó un pedido del Santo Padre Francisco, sobre una situación de extrema injusticia que vivimos durante un año”, sostuvo Arce.

El pedido del Papa no se hizo público durante el gobierno de Áñez, ahora detenida en la cárcel por el denominado caso “golpe de Estado”.

“No solo se violó de la manera más ruin y cobarde el Derecho Internacional y las instituciones fundamentales que le son inherentes, como es el Derecho de Asilo, no solo se hostigó a una Residencia Diplomática con centenas de policías y francotiradores, agentes de inteligencia, reflectores y otros mecanismos de hostigamiento, contra nosotros y contra nuestras familias, sino que la Canciller del Régimen, una supuesta profesional formada en Derecho Internacional, escondió deliberadamente nada menos que la palabra del Papa”, sostuvo el también exministro.

Deja un comentario