Al estilo de Añez y Murillo, Oscar Montes elige lo más caro y menos útil

(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

Varios empresarios aparecieron para ofertar plantas de oxígeno debido a la emergencia sanitaria en el país a causa del covid-19, Unidades de Terapias intensivas se vieron colapsadas las últimas semanas, Tarija no fue la excepción.

La necesidad de adquirir generadores de oxígeno se estableció en la agenda de los gobernantes de manera rápida, en Tarija sorpresivamente apareció una planta de oxígeno que adquirió la Gobernación a cabeza de Oscar Montes.

Ante la adquisición que parecía salvar a Tarija y dar esperanza a los necesitados, Oscar montes declaró ante medios de comunicación que habría adquirido la planta más grande de Bolivia, y que rendía 200 cilindros al día, la información no solo fue falsa, sino que su generadora de oxígeno hasta el día de hoy no transparentó información. 

Debido a la cantidad de irregularidades, Montes admitió que las declaraciones que vertió eran falsas e inclusive se vio obligado a retroceder en la compra y dejar a Tarija sin una solución definitiva por falta de asesoramiento de profesionales.

Pero, El Andaluz recolectó información de algunas empresas que ofertaban lo mismo e inclusive de superior tamaño a menores precios, debido a esto nos tildaron de “sensacionalistas”.

Daniel Mendieta, representante de la empresa oxigeno Equimel, expresó el día de ayer ante medios de comunicación que tiene la capacidad de entregar una planta generadora de oxígeno, con un costo de tres millones de bolivianos que puede generar 200 cilindros de 6 metros cúbicos al día, o 120 de 10 metros cúbicos.

Mendieta criticó a las autoridades por no tener asesoramiento correcto sobre lo que son lo generadores de oxígeno. A tiempo de señalar que están perdiendo dinero, debido a que una planta como la que él oferta puede generar un retorno en tan solo 3 meses, cuestionó si la falta de adquisición de un generador se debe a que existe favorecimiento privados.

El representante de Equimel pidió que entidades fiscalizadoras puedan seguir estos procesos ya que hay mucho que observar, las irregularidades son muchas.

Sin embargo, existen otras propuestas aparte de la empresa mencionada, que llegaron a la gobernación y municipio de Tarija.  Por ejemplo, Log-Engeenering (Log-Eng) quien por dos millones doscientos mil instalaría una planta que lograría lo que la de Oscar Montes hasta ahora no pudo, los 120 cilindros al día.

Al estilo de Jeanine Añez y Arturo Murillo, aliados políticos de Oscar Montes, se adquirió algo dudoso, con un precio superior a otros y que no cumple con el objetivo de ayudar en la crisis sanitaria.

Recordemos que Jeanine Añez, ex presidenta de Bolivia, adquirió respiradores españoles que hasta el día de hoy están sin funcionar y que la Sociedad de Terapia Intensiva de Bolivia calificó como inservibles para pacientes en estado crítico.

No conforme con el escándalo que llegó a niveles internacionales, Añez compró respiradores chinos, que también fueron calificados como inútiles por especialistas en terapía intensiva.

Arturo Murillo, ex ministro de gobierno de Añez, fue noticia en Bolivia y el mundo también por adquirir gases lacrimógeno y armamento anti disturbios a sobreprecio. 

Lo que salva a Oscar Montes es que no pagó el costo inflado de la planta de oxígeno ahora instalada en el hospital Materno Infantil, pero, al darse cuenta o ser descubierto que existen mejores opciones a menores precios (jamás lo sabremos) decidió no avanzar con la compra, pero, si se esta pagando el precio de los cilindros que produce.

Esto también supone un daño económico ya que si se tuviera instalada una planta propia a la inversión podría ser recuperada en tan solo meses, y queda una gran pregunta que difícilmente será respondida dado que en pocos días la Gobernación demostró no ser trasparente. La consulta es a cuánto estaría comprando cada cilindro la Gobernación de Tarija a la empresa Fedima SRL.

Es importante resaltar que esta empresa es dudosa y tiene declaraciones contradictorias, no maneja su información de manera trasparente y El Andaluz lo demostrará con los datos pertinentes, lejos de ser un negocio cerrado, sigue habiendo irregularidades alrededor de la planta no adquirida pero igual representa un gasto a los tarijeños. 

Deja un comentario