El Andaluz / Yacuiba

Un grupo de asambleístas departamentales, encabezados por Jorge Luis Sanguino, llegó a Yacuiba e inspeccionaron el hospital Fray Quebracho, tras las denuncias del Control Social de Salud, cuyos representantes viajaron hasta Tarija para denunciar que el nosocomio no tiene laboratorios, computadoras ni otros pese a haber recibido una inversión que sobrepasa los Bs 42 millones.

“Sabemos que ahora la salud está en riesgo y nosotros debemos velar los intereses. Como Asamblea Departamental estamos asistiendo al hospital y como tal vamos a pedir un informe escrito al Gobierno Regional, queremos que nos aclare la inversión que recibió y su destino, como también los aportes para el equipamiento”, señaló el asambleísta Sanguino.

Los legisladores realizaron el viernes una inspección en el Fray Quebracho, designado hospital COVID-19, acompañados del coordinador de la Red de Salud, Fabián Audivert, la representación del Control Social, los administradores del nosocomio y funcionarios del Gobierno Regional.

El objetivo fue verificar si se cumple con la resolución emitida por el Servicio Departamental de Salud (Sedes), que dispone la obligatoriedad del funcionamiento de los servicios de emergencia, internación, laboratorio, radiología, terapia intermedia y terapia intensiva, dada la catalogación de hospital COVID-19.

“Tenemos entendido que se hizo una inversión de cerca de 42 millones de bolivianos para el funcionamiento del centro COVID-19. Por eso queremos un informe escrito y oficial de la cifra exacta y de cuánto se ha invertido por parte del Gobierno Regional y cuánto dinero recibió como aportes. En caso de hallar alguna irregularidad vamos a pedir una auditoría interna, que tendrá que hacerla la autoridad ejecutiva”, anunció Sanguino.

Agregó que los asambleístas departamentales buscan aportar con petición de informes tanto al Gobierno Regional como al Gobierno Departamental de Tarija. “En caso de hallar algo fuera de lugar, irregularidades, vamos a iniciar las acciones legales correspondientes”, advirtió el legislador.

Por su parte, Reyna Plata, representante del Control Social de Salud, recordó que en una inspección anterior se evidenció que el Fray Quebracho carece de laboratorio debido a que el anterior era temporal y alquilado, pese a que “las autoridades regionales lo presentaron como propio”. En el nosocomio tampoco hay computadoras para emitir informes médicos y para los administrativos, denunció. 

“Hemos sido escuchados por los asambleístas departamentales, quienes llegaron a Tarija. No tenemos laboratorio, no tenemos la ambulancia, ni la planta de oxígeno, tampoco hay equipos para los informes de médicos, computadoras. Antes había varias sillas para sentarse y ni eso hay ahora. Los asambleístas lo verán y ellos mismos harán su informe”, mencionó Plata.

Deja un comentario