Arrestan y golpean a un sujeto tras ser pillado tomando vino en día encapsulamiento

Una familia denunció a dos funcionarios policiales por golpear a un joven, luego de arrestarlo en una cancha de fútbol del barrio Lourdes, donde este tomaba un vino con sus amigos.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Un joven fue arrestado y golpeado ayer en la tarde por dos policías de la Estación Policial Integral del barrio Lourdes (EPI-2), quienes lo encontraron tomando vino y jugando fútbol en una cancha en día de encapsulamiento, por lo que ahora la familia de la víctima aseguró que demandara a los funcionarios agresivos, quienes solo debían llevarlo a celdas sin agredirlo.

La mama de Delfor (víctima), dijo que su hijo, estaba tomando bebidas alcohólicas con sus amigos, y una señorita en una cancha de fútbol por inmediaciones del barrio Lourdes, donde policías llegaron al lugar y arrestaron a este joven, quien luego fue llevado a celdas y golpeado hasta quedar mal.

“Lo pegaron a mi hijo, le dieron patadas en su estómago, lo dejaron muy mal, tienen que responder, como lo van a pegar así (…) si el estaba tomando solo deberían llevarlo arrestado, no luego golpearlo, ellos son abusivos, no me quieren dar ni sus nombres”, dijo la madre de la víctima, quien afirmó que hizo un gasto de 300 bolivianos para hacer curar a su hijo en el hospital.

En tanto los funcionarios policías, se negaron haberlo agredido, y asimismo dijeron que encontraron a este muchacho tomando bebidas alcohólicas y jugando en día de encapsulamiento; además que este joven se había alterado.

“Se lo encontró consumiendo bebidas alcohólicas a este señor, ha empezado a insultar, agredir a la Policía, se lo ha llevado a la EPI, había más personas, y se dieron a la fuga(..) se le ha hecho toda la revisión, solo tiene golpes de días anteriores, no lo hemos golpeado (…) él señor se ha sentido mal, y lo hemos traído al hospital”, dijo un uniformado con grado de policía, quien no quiso referir su nombre.

La madre de Delfor, dijo que los funcionarios públicos lo llevaron, sin avisar a su madre a su hijo hasta el hospital, donde ellos esperaban hacerlo.

“Ellos lo han traído a ocultas a mi hijo, no me dijeron nada en el hospital, ellos me dijeron señora arreglemos aquí nomas”, aseguró la mujer.

En parte Delfor, admitió que se encontraba jugando fútbol con sus amigos, y que tomaban vino, pero eso no ameritaba que lo agredan,

“Ellos me arrestaron, me llevaron a la EPI, mire como me dejaron…, son agresivos, me patearon en mi panza, me han hecho lo que han querido, a pesar que yo les decía que no me golpeen más (…) es legal que me arresten 8 horas, pero que no peguen, ahora no puedo ni caminar…, tampoco falte el respeto a nadie, ellos pueden decir cualquier cosa”, afirmó Delfor.

La víctima y su madre dijeron que los policías pagaron los medicamentos y ellos las curaciones; empero aseguraron que formalizaran denuncia contra los uniformados por exceso de fuerza, abuso y agresiones físicas.

Deja un comentario