Lima cuestiona reunión entre Calvo y Almagro: “Siguen conspirando contra la democracia”

El ministro de Justicia, Iván Lima, cuestionó este sábado la visita del presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en Estados Unidos.

“Calvo y Almagro siguen conspirando contra la democracia”, escribió el Ministro en su cuenta de Twitter.

Lima observó que Calvo haya aprovechado la reunión para presentar pruebas del supuesto fraude electoral de 2019 y le pidió presentar esos documentos al Ministerio Público.

Recordó que la denuncia sobre el caso fue sobreseído por la Fiscalía de Santa Cruz “porque el hecho no existió”.

En su visita a Almagro, el Comité pro Santa Cruz presentó además las denuncias en torno al último proceso electoral en Bolivia que terminó con la elección de Luis Arce como presidente.

Lima también cuestionó a los cívicos por tocar este tema y pedir la aplicación de la Carta Democrática Interamericana para el caso de Bolivia, con el argumento de una supuesta guerra interna.

“La solicitud de que se aplique la Carta Democrática Interamericana y se hable de una guerra es parte de una estrategia intolerante que no respeta el voto del pueblo. El 55 por ciento de la victoria del presidente Arce es la única verdad irrebatible y definitiva”, señaló Lima en un segundo tuit.

Marco Greminger: 25 años preservando la vida de animales silvestres

Desde hace 25 años, el doctor Marco Greminger Céspedes se encomienda a Dios y su olfato antes de rescatar animales por agua, aire y tierra en Beni, porque El Todopoderoso los hizo para ser libres. En ese lapso de tiempo tuvo tres accidentes, donde pudo perder una pierna, la mano y fue envenenado por una serpiente. En contrapartida, salvó a más de nueve mil especies. Maravillado por la naturaleza proyecta el Centro de Investigación, Educación, Protección y Preservación de la Vida Silvestre, una Estación Biológica Científica y un Bio Zoológico.

El investigador y docente de la Universidad Autónoma del Beni José Ballivián (UABJB), combina sus conocimientos científicos adquiridos en esa casa superior de estudios, y el entendimiento empírico milenario de viejos cazadores pertenecientes a las etnias de los Chimanes y los Chamas, entre otras.

Esto le permitió desarrollar técnicas de sujeción de los animales gracias al dominio de su anatomía, sus puntos ciegos, recurrir en algunos casos  a redes, pinzas, guantes, bastones de seguridad y solo en casos extraordinarios  a fármacos.

“La mayor universidad que tengo —sostiene Greminger— tiene más de 213 mil kilómetros cuadrados que es mi departamento Beni. Los mejores docentes que he tenido son gente empírica que me han enseñado como manipular un jaguar, como seguirles el rastro, como poder evitar que el jaguar no te huela cuando lo estas monitoreando. Son gente de la etnia de los Chimanes; como también la etnia por el río Beni que son los Chamas. Un señor de casi 70 años me enseñó a monitorear lo que son los grandes felinos, el jaguar y esas experiencias no te enseñan en la universidad que es un referente; lo que aprendes empíricamente esta allá en el monte, en la selva, además de mi olfato, gracias a Dios no perdí mi olfato por el COVID-19”.

Por ejemplo: los indígenas conocen a la perfección que el tatú o el armadillo luego de ser cazado se le debe cortar la cabeza, porque clínicamente ellos saben que es portador de la lepra y los puede enfermar. 

Dios y la ciencia

Cuando recibe un llamado, prepara sus implementos, herramientas, entre otros elementos para  ir a rescatar a un animal, por aire, tierra y rio. “Pero lo primero yo me encomiendo a Dios; porque no olvidemos que son animales de vida silvestre muy salvaje y no sabemos si vamos a volver con nuestras familias”, asevera en una entrevista con ANA.

Con el transcurso del tiempo las solicitudes de salvamento no solamente son en el municipio de la Santísima Trinidad de Beni, además recibe llamadas de departamentos como Santa Cruz, Cochabamba y La Paz para el rescate de animales silvestres.

“Trabajo hace más de  25 años en esta noble labor del rescate y al mismo tiempo la rehabilitación y translocación (se refiere al movimiento de organismos vivientes de un área a otra, donde son liberados) en el departamento de Beni. Aclaro que no solamente se trata de una sola persona, sino son un conjunto de instituciones que ayudan a lo que es el rescate de animales de vida silvestre”, apunta.

Técnicas de sujeción

Explica que la técnica para sujetar a un animal grande como es un oso bandera gigante es saber dónde presionar las articulacionesnecesarias, para poder inmovilizarlo, porque no olvidemos que este animal es tan poderoso con sus garras que hasta el mismo jaguar tiene miedo intentar cazarlo; debido a su fuerza que puede ocasionar daños físicos severos.

“Conocida su anatomía tanto topográfica como fisiológica de ahí pasamos a los métodos de sujeción de la vida silvestre; porque para sujetar un animal, tenemos que saber su anatomía, y sus puntos ciegos y por donde acercarse para sujetar al animal, ya sea con redes, ya sea con fármacos o bastones de seguridad”, explica.

Al mismo tiempo, “no es lo mismo agarrar un oso bandera gigante, como agarrar un oso perezoso de tres dedos; también hay que saberlo manipular, porque tienen garras muy poderosas que pueden hacer mucho daño. Al mismo tiempo son muchas técnicas que hay que hacer; peor cuando has podido ver en lo que es la red, cuando vamos a recuperar a un animal o un oso perezoso que está en los tendidos eléctricos”. 

“Por eso te decía —manifiesta— es un gran equipo que nos ayuda como el personal de Ende para manipular lo que son cables de alta tensión. Al mismo tiempo también cuando se va hacer la sujeción de un felino; eso sí tenemos que tener mucho cuidado, debido a que no olvidemos que no han recibido lo que es un fármaco por vía parenteral (atravesar una o más capas de la piel o de las membranas mucosas mediante una inyección). Acá en Beni y en Bolivia me animo a decir que no hay los fármacos necesarios y adecuados para el tratamiento de vida silvestre, es por eso que, cuando usamos un tranquilizante, tenemos que utilizarlo mientras uno le lanza el dardo a ese animal ya está viendo los efectos del analgésico; uno tiene que poner una tropina que es un tipo de antiespasmódico que le va regular lo que son las constancias fisiológicas y los latidos del corazón para que el animal no se pueda infartar”.

Por lo tanto, agrega “la única vez que utilizamos fármacos es en los grandes felinos; después todos los otros rescates ya sean lagartos, serpientes, anacondas, pequeños mamíferos, grandes mamíferos de vida silvestre lo realizamos como se dice sin dopar a los animales, sin sedarlos”.       

Sellado de huesos

Como docente de la Facultad de Ciencias Pecuarias en la Carrera de Medicina Veterinaria o Zootecnia de la UABJB, en la materia de Fauna Silvestre, se imparte historia desde cuando se da inicio a la depredación en Beni, la farmacología de la medicina veterinaria o zootecnia, y al mismo tiempo la anatomía tanto topográfica como fisiológica de cada especie de vida silvestre.

Con la ayuda de profesionales odontólogos, Greminger procede a intervenir quirúrgicamente a muchas aves, la mayoría parabas debido a que muchos ciudadanos buscan tenerlas como mascotas y normalmente “tratan  de darle al ala donde siempre deshacen los huesos”.

“Nosotros junto amigos médicos odontólogos realizamos el sellado de los huesos con la masilla que utilizan para calzarnos los dientes; esas son técnicas propias; porque en otras partes están queriendo poner alguna clase de alambre, no olvidemos que la osamenta de las aves son huecas para poder ser livianas y volar”.

En ese marco, intervino “con gran éxito no solamente a lo que son parabas, garzas, también hemos operado con esa técnica lo que son búhos, lechuzas campanarias y también alguna clase de halcones, teniendo muy buenos resultados. Volviéndoles nuevamente a su habitad aquellos animalitos silvestres”.

Hidratando y cuidando a una ave

“Hay que tener mucho cuidado —advierte— como te decía en la medicación de fármacos en animales de vida silvestre, no se puede colocar cualquier fármaco vía parenteral, porque no olvidemos que ellos nunca han recibido un fármaco, peor una vacuna; por lo que si nosotros no tenemos el cuidado muchas de las veces vamos ocasionar la muerte de esos animales; es por eso que en la Carrera  de Medicina Veterinaria se les pasa en la materia de Fauna Silvestre y lo que es la Farmacología de la Vida Silvestre”.

Para nutrirse de conocimiento compraron enciclopedias traídas de México, desde otras universidades que son especialistas en fauna silvestre.

“Hoy estamos enseñando a los futuros profesionales veterinarios de nuestra casa superior de estudios estas técnicas, porque no son para quedarse, sino para enseñarlas, sino que vengan otras generaciones a seguir con este trabajo que realizamos, porque no estaremos toda la vida acá en este planeta”, precisa.

Rescates difíciles

Marco sostiene que desde que se dedica ayudar a los animales “yo siempre digo he tenido tres accidentes en estos más de 25 años, pero la mayoría de las veces ha sido por haberle hecho caso a la gente; al curioso, al que está mirando, porque hay veces que la gente cree saber más que uno y lamentablemente a uno lo atufa, y hace lo que ellos quieren”.

Recuerda  que el primer accidente ocurrió hace unos cinco años cuando rescataba un puma en un barrio de Trinidad “me llevé como 55 puntadas en la pierna debido al descuido que tuve yo, no el animal, porque ellos nunca tienen la culpa, uno es él responsable”.

El segundo accidente fue con un caimán yacaré “que casi me saca la mano, gracias a la agilidad que tiene uno, este animal me pudo solamente morder la punta de la mano con la punta del hocico, donde me llevó a tener más de siete heridas”.

El tercer accidente ocurrió hace 15 días atrás en la Facultad de Ciencias Pecuarias de la Carrera de Medicina Veterinaria cuando una “serpiente coral venenosa me mordió, lamentablemente por hacer caso a un colega dejé de  manipularla con las pinzas; lo hice con la mano, sabiendo que el piso era muy resbaloso y los guantes que tenían no eran los adecuados”.

Para terminar esta parte,  cuenta una anécdota, en torno a una llamada para podersacar una sicuri o anaconda de un techo cercano a la universidad Univalle en la ciudad de Trinidad,  en ese momento él se encontraba en un rescate aéreo por lo que pidió apoyo a la Unidad de Bomberos.

Cuando los bomberos se comunicaron —con Greminger— estaban contrariados, indicándole  que “en otra no se haga la burla. Había sido un peluche grande de serpiente, ellos pensaron que yo me estaba haciendo la burla”.

Hace poco, el ambientalista constató cuando revisaba los resúmenes de las intervenciones que “las tenemos documentadas hemos sobrepasado los nueve mil  rescates de vida silvestre que hemos hecho toda esta carrera”.

Gracias a Dios —sostiene— el porcentaje de letalidad es  mínimo, te aseguro en los más de 25 años solamente tenemos documentado cuatro animales que se nos han muerto, el último fue un perrito, que cuenta aunque no pertenezca a la vida silvestre. Además durante los cuatro años que trabajé en la Gobernación del departamento del Beni “nosotros logramos hacer un mapa georeferenciado para cada especie.

Impregnación humana

Esto les permite tener lugares georeferenciados para poder llevar a su habitad natural a la vida silvestre de cada especie, para ello previamente se debe sacar la impregnación humana.

Explica que cada “animal tiene grupos cerrados, tiene ambientes muy cerrados dentro de la bandada, ya sea de su manada; donde nosotros rescatamos lo que es una alondra o un lobito, esos son grupos muy cerrados y hay que mantenerlo para poderle sacar la impregnación humana”.

Para llevar a cabo este cometido se deben tomar muestras de sangre, para ver si no tienen alguna enfermedad. También se toman muestras de heces fecales para ver si los animales están limpios de parásitos intestinales.

“Limpiamos al animal tanto interna como externamente para no llevar enfermedades al nuevo habitad donde lo estamos largando, y cuando son grupos muy cerrados tenemos que sacarles la impregnación humana, con técnicas que son muy fáciles, porque nosotros llevamos esto en lo que es la Carrera de Medicina  Veterinaria”, complementa.

La impregnación humana se quita con el uso y aplicación de las heces fecales y la orina de los mismo especímenes; en algunos casos a través de una madre nodriza de la misma especie para que esta los alimente, los adopte y los crie cuando se trata de animales abandonados.

Compartir experiencias

Arguye que está dispuesto a compartir su experiencia con los  protocolos “para velar por este  tesoro que tenemos los bolivianos, el cual es la fauna silvestre que, lamentablemente por una mala educación proteccionista estamos llevando a muchas de las especies al peligro de la extinción por falta de concienciación de nuestras autoridades”.

El veterinario remarca que en el caso de los animales de origen amazónico, para ser trasladados, para su readecuación tienen que seguir el protocolo que recomienda una dieta rica en ácido fólico.

“Lo que va hacer que la medula ósea de los huesos largos comiencen a generar más glóbulos rojos para que ese animal antes de poderlo liberar hacerle análisis de sangre, como se dice poder hacer hemogramas completos y poder llevar a la cámara de Neubauer (hemocitómetro) en técnicas que son histológicas para hacer un recuento durante la readaptación de ese animal cuando ya se tenga los estándares adecuados. Después de haber hecho el análisis puede viajar porque ya tiene la cantidad necesaria de sangre y de glóbulos rojos y no va tener problemas en poder respirar y adaptarse a un nuevo ambiente que no es de las mismas condiciones de su habitad”.

Proyectos para preservar la naturaleza

Hoy en día, gracias a las autoridades de la Universidad Autónoma del Beni como el rector, el ingeniero Jesús «Tito» Eguez, la decana doctora Francis Ferrier Abidar y el director doctor Jacobo Mariaca Jiménez se abrió las puertas a otros proyectos.  

Gracias a esto tienen acceso directo al Hospital Veterinario de la Facultad de Ciencias Pecuarias, “también tenemos acceso directo a todo, al complejo de laboratorio, por lo tanto, te digo nosotros con este proyecto que presentamos hace unos dos meses atrás para poder conformar el Centro de Investigación, Educación, Protección y Preservación de la Vida Silvestre, ese es un primer paso que hemos dado”.

Otro proyecto del doctor Greminger es poner en marcha la Estación Biológica Científica de la Universidad Autónoma del Beni. “Es un proyecto que le ha caído muy bien a nuestras autoridades, es hacer un refugio temporal de vida silvestre”,  subraya.

Otro proyecto muy ambicioso es la creación de un bio zoológico,  pero este no va tener animales encerrados en jaulas como los que estamos acostumbrados.

Las aves tras un tratamiento vuelven a la naturaleza

“Lamentablemente casi todos los centros de custodia son privados lo que hay en Bolivia y se está lucrando mucho con lo que es la vida silvestre o la fauna silvestre porque para ir a mirar estos animales uno tiene que ir a pagar, y lamentablemente no hay un bio zoológico o un centro temporal o refugio temporal de vida silvestre en Bolivia”.

Greminger critica la falta de programas de rehabilitación y el traslado de vida silvestre, “porque a ellos no les conviene rescatar a estos seres con el argumento que el animal que no puede ser reintroducido a su habitad, eso es mentira,  porque mucha gente dice el animal tiene instintos, el animal no tiene instintos, el animal yo siempre digo son creaciones divinas y al ser creaciones divinas ellos tienen espíritu y tienen alma”.

Argumenta que “hay especies con el coeficiente mental 40 veces más que el ser humano, por lo tanto ellos pueden sobrevivir, pueden subsistir, peor pues en su casa y en su ambiente donde nacieron; porque yo siempre digo nuestros hogares pueden ser su prisión, los centros de custodio, los zoológicos por más que tengan jaula de oro van hacer prisiones y no pueden terminar su corta vida enjaulados, Dios los hizo para ser libres”.

Agencia de Noticias Ambientales

Noticias de Bolivia

El psicoanálisis, su horizonte y la subjetividad de la época

No hacer lugar a la subjetividad de la época implica correr el riesgo de hacer del psicoanálisis

Hemos escuchado y repetido en innumerables ocasiones la frase de Lacan: “Mejor pues que renuncie quien no pueda unir a su horizonte la subjetividad de la época”, que puede leerse en un escrito de 1953, “Función y campo de la palabra”, donde el autor plantea un retorno a los fundamentos freudianos. Casi setenta años después, es oportuno interrogar, fijar posición y pensar qué significación puede tener hoy unir el horizonte que tenemos los psicoanalistas a la subjetividad de la época, cuáles serían las consecuencias de no hacerlo o bien en ese caso, ¿cuál sería la renuncia que tendríamos que hacer los analistas?

Voy a tomar en principio dos términos de la frase: horizonte y subjetividad de la época.

El horizonte funciona como aquello que nos orienta, que nos hace caminar, tal como planteaba Galeano respecto de las utopías. Si bien nunca se alcanzan, nos motorizan. Con la particularidad de que en nuestro marco teórico, lo que nos moviliza no está por delante, sino que es la división subjetiva dicho motor. Somos efecto de las marcas que produce el lenguaje en nuestro cuerpo, que nos constituye como deseantes de alcanzar una supuesta completud perdida, que aparece ilusoriamente en un horizonte que nunca alcanzamos. Este es el terreno del sujeto, de su singularidad absoluta, de su división, que recorre la historia de la humanidad.

El horizonte es el deseo, es lo que nos hace caminar, el intento de colmar, de cerrar esa división, y de fallar en ese intento, lo que nos mueve a lo largo de la vida.

El deseo, como lo más singular y particular, en tanto respuesta de cada uno al encuentro con lo imposible, establece entre los mortales una diferencia irreductible que puede encontrar diferentes modos de tramitación.

Este sujeto dividido, que somos los hablantes, recorre los tiempos, y encuentra en cada momento histórico recursos con los que transitar, negar, tramitar e intentar alcanzar ese horizonte de completud. A esto refiere la subjetividad de la época, a los discursos que moldean al sujeto y que han intentado, también a lo largo de la historia, expulsar y silenciar esa singularidad, que hace de cada uno, una diferencia irreductible.

A principios del siglo pasado fue la sexualidad lo rechazado y condenado, ya que era allí donde se ponía en juego el sujeto y su división. En el artículo “La moral sexual cultural y la nerviosidad moderna”, están por un lado los comentarios absolutamente rechazables y criticables de Freud sobre las mujeres, y también, podemos rescatar del mismo, que si bien aclara que la labor de los psicoanalistas no es proponer reformas sociales, critica la moral sexual cultural en tanto causa de gran parte del padecimiento psíquico. Es decir que dicha moral imperante, llamada “victoriana”, intenta acallar esa división subjetiva, silenciarla, y produce por lo tanto síntomas que quedan relegados a un ámbito privado y oculto.

A mediados del siglo pasado, ya con Lacan en la escena del psicoanálisis, es el capitalismo en su lógica de explotación y extracción de la máxima ganancia la que expulsa toda singularidad, y promueve una acumulación de objetos. El capitalismo como variante del discurso del amo instala un vínculo con los objetos que atenta contra el lazo social y que intenta acallar esa división del sujeto.

Lacan plantea que dicho discurso, “astutamente loco” y que suplanta al discurso del amo, está destinado a reventar, en tanto marcha a su consumación. Predicción claramente errada, ya que desconocía las variantes cada vez más salvajes, y su capacidad para re-inventarse, que dicho discurso iba a tomar a partir de la caída del muro de Berlín.

Esto implica que ni Freud, ni Lacan pudieron evitar una crítica al orden social imperante, o bien a los discursos que prevalecen e intentan acallar al sujeto y su división. Podemos dejar para otro momento el debate acerca de hasta donde se comprometieron o no con esa crítica.

Pero es a partir de esto que se ponen en juego, en mi entender, dos aspectos: por un lado el trabajo específico como psicoanalistas en los diferentes ámbitos en los que transitamos y ejercemos nuestra práctica, el consultorio, el hospital, las actividades grupales, comunitarias, familiares, donde nuestro trabajo propiciará el encuentro del sujeto con el vacío que lo causa, que lo hace padecer, con los artilugios que ha construido para evitar dicho encuentro y para que la posición que finalmente tome respecto del mismo evite un “padecimiento de más”.

Y, por otro, nuestro lugar en tanto profesionales que habitamos lo social en un momento histórico determinado, que nos compromete también a poner en evidencia los discursos dominantes con pretensión de hegemonía que intentan acallar al sujeto.

Unir el horizonte, el sujeto, su división y el deseo como fuerza que nos impulsa, a la subjetividad de la época implica no desconocer y poner en evidencia esos discursos que imperan, hoy claramente representados por el neoliberalismo desembozado y por “el imperio de la técnica”.

Situar esta diferencia, estos dos aspectos, no es sin consecuencias tampoco en la clínica, ya que por ejemplo: si una respuesta posible del sujeto en su encuentro con lo real es la culpa, la cual hace de lo imposible, impotencia, dicha diferencia permite separar la culpa como recurso del sujeto ante la falta, de la que promueven los discursos dominantes y la potencian.

O bien como plantea Jorge Alemán, permite distinguir y separar la soledad que es estructural y que el lazo social si bien no resuelve puede hacer posible transitarla, de las manifestaciones patéticas de la misma, que son el aislamiento, el goce que intenta prescindir del otro, o el narcisismo llevado a su máxima expresión que rechaza toda diferencia.

Estas últimas son soledades de la época, y su encuentro conduce a un aislamiento mayor, donde pareciera tratarse de sujetos sin historia, sin legados, que se consumen en un intento de eternizar un presente que lo hace más culpables, por lo que no tienen o no alcanzan. No produce, en cambio, el mismo efecto, el encuentro con esa soledad estructural que hace posible un lazo que esté habitado por esa diferencia irreductible.

Situar dicha diferencia mencionada, el sujeto y la subjetividad de la época, también hace al destino que pueda tener muestra disciplina, me refiero a su continuidad o no.

El psicoanálisis es consecuencia en parte de la ciencia moderna, ya que ese sujeto que es rechazado por la misma, retorna en el psicoanálisis. Allí donde se supone que se puede matematizar la naturaleza, allí donde se supone que es posible alcanzar un saber absoluto, allí donde “la técnica” impera, se rechaza al sujeto dividido. Este retorna en el pensamiento y en el invento de Freud.

Solo habrá psicoanálisis en tanto haya analistas dispuestos a escuchar al sujeto y también a los discursos que imperan en cada época y que intentan acallarlo. No hacer lugar a la subjetividad de la época implica correr el riesgo de hacer del psicoanálisis una experiencia intelectual alejada de la realidad, o bien potenciar la omnipotencia infantil de que solo basta desear y ser consecuente con eso, que dicho deseo implica un objeto que habrá que encontrar y no que el deseo remite precisamente a un vacío con el que todas y todos nos encontramos antes o después.

No descartaría la hipótesis de que la ausencia de pacientes que suelen describir los analistas europeos, o bien muchos de estas latitudes, guarde alguna relación con haber dejado de lado el análisis de los discursos que nos condicionan. Esto produce, a mi entender, un divorcio, una separación del psicoanálisis de lo que sucede en lo social.

Hace también al destino del psicoanálisis unir ambas cuestiones, ya que solo así podremos los analistas ser interlocutores de la época y no quedar aislados en una práctica alejada de lo que sucede más allá del consultorio.

Es por eso que las luchas que vienen dando los diferentes feminismos, los excluidos, las minorías, nos implican a todas y todos, y sus luchas son también una respuesta a los discursos que intentan acallar al sujeto, ya que uno de los rasgos que prevalece en esta “era de la técnica”, es que el semejante sea situado solo como un objeto de goce. En la lucha de los grupos mencionados, se pone en juego, como en una realidad aumentada, el lugar que todo sujeto, que todos tenemos, en el discurso neoliberal: ser explotados por un otro, ser objeto de otro, que o bien puede encarnarse en un tercero, o bien en el Otro que habita en cada uno y que puede adquirir un carácter superyoico.

Pretender ser la propia empresa, buscar un éxito que se mide solo en objetos de consumo, implica situarse como un objeto de los discursos dominantes, es auto-esclavizarse. Maltratar, denigrar, violentar a otra u otro, supone esclavizar y ser también esclavo de esos discursos, si bien hacerlo no exime de la responsabilidad de ello.

Las luchas que llevan adelante dichos grupos lleva en última instancia a cuestionar el discurso dominante y el orden social que condena a los sujetos a ese lugar de explotación y sumisión.

Desde nuestra perspectiva también podemos situar en esos discursos dominantes los recursos del lenguaje que utilizan para disimular su intento de hegemonía, y de construir realidades que a su vez ocultan el objetivo que tienen. Por ejemplo, recurrir a la metonimia de adjetivos como reemplazo de un argumento. Lo hemos escuchado, por ejemplo, con la vacuna Sputnik: “falta de información”, “peligrosa”, “efectos adversos”, “desconocimiento”, donde ninguno de esos adjetivos implica un argumento, y el calificativo apunta a plantearse como razón. Seguramente no se trata de la “vacuna”, sino que esa es la apariencia, el discurso manifiesto que vela, oculta y pretende disimular lo que está más allá. Nuestra lectura de esas lógicas del lenguaje aporta elementos para situar que sostiene esos discursos manifiestos.

Como vemos, están los discursos dominantes, y también la posición que cada sujeto asume respecto de los mismos, posición que pone en juego la responsabilidad individual.

El psicoanálisis no es una ciencia exacta, no existe “el psicoanálisis”, sino que están los analistas que sostienen la teoría en su práctica cotidiana. Esto hace que, al igual que en la filosofía, toda pregunta implica de alguna manera a quién la formula.

Se pone en juego, entonces, la posición de cada uno respecto de esa división estructural y de los discursos dominantes. No situar la lógica de esos discursos, y es allí donde el psicoanálisis puede hacer un aporte a su inteligibilidad y por lo tanto ser interlocutor del pensamiento de la época, conlleva a una modalidad que podemos caracterizar como un “psicoanálisis liberal”, donde lo que atañe al sujeto es absolutamente ajeno a lo social y al momento histórico donde transcurre. En esta línea nos encontramos, con descripciones precisas y pertinentes de la subjetividad que prevalece: soledad, vacío, aislamiento, falta de compromiso con el otro, pero que tienen un carácter aséptico y desligado del contexto.

Unir el sujeto a la subjetividad de la época implica no desconocer los determinantes que nos condicionan, que están más allá de cada uno y que promueven y acentúan el malestar estructural e inherente a la existencia.

Por último, “mejor que renuncie…”, así comienza la frase. ¿De qué renuncia se trata? No se trata de una renuncia consciente, y es, en definitiva, una pregunta para cada uno. Sin embargo si la unión mencionada hace posible la continuidad del psicoanálisis, no solo como tratamiento para el padecimiento psíquico, sino también como interlocutor de los determinantes de cada época, separar o desligar al sujeto de la subjetividad que impera en cada momento implica renunciar, lo sepamos o no, a ser uno más en la cadena de las generaciones que aportan, transmiten y hacen posible que haya psicoanálisis aún. 

Claudio Di Pinto es psicoanalista.

La pandemia y el sentido del humor

Acerquémonos antes que nada a una pregunta fundamental ¿qué es el humor? Según el diccionario, el humor es una “disposición del ánimo, especialmente cuando se manifiesta exteriormente”.

Podemos decir entonces que el humor puede ser bueno, malo, agradable, desagradable, etc. En este articulo me interesa destacar el lugar del buen humor en términos del sentido del humor, de aquello que nos dispone el animo en condiciones optimas y de diversión. ¿Cómo sostener el buen humor en medio de una pandemia, con restricciones, aislamientos y distanciamientos?

El sentido del humor puede ser un recurso de extrema necesidad para poder paliar de algún modo las exigencias del superyo que nos ordena “gozar”. Gozar en el sentido más pleno y literal de la palabra. De algún modo, realizar una operación vía el humor nos reconduce a hacer deconsistir desde lo simbólico aquello que de la exigencia del superyo no podemos significantizar, no podemos explicar.

El humor tiene efectos subversivos y de la dignidad del humor obtenemos una ganancia de saber, ¿por qué? ¿qué podríamos ganar? Ganamos en tanto nos posicionamos desalienados a lo consistente que nos viene del Otro, se modifica en el sujeto su cosmovisión.

Frente a un real como lo es la pandemia, que en muchos sujetos puede operar como algo mortífero (ya sea desde su realidad fantaseada como desde su realidad objetiva) el sentido del humor comporta la operación de atravesar un discurso, resulta de allí un efecto de creación en el contexto de una situación que de por sí es angustiante, al menos. Este resultante conlleva una reescritura en el sujeto y por lo tanto un apaciguamiento del dolor; podríamos decir que a su vez le otorga al sujeto otra dignidad subvirtiendo su posición alienada a los mandatos del superyo, ya que es como si le hiciera “chiva calenchu”, se transforma porque el sentido del humor le está diciendo al sujeto que “el saber no sabe” pero el sujeto, con aquel acto creativo y subversivo del humor, se encuentra, parafraseando a Lacan, en su propio cuerpo con los “ecos del decir” que bien podría ser el efecto de ese buen humor: la risa.

Kundera, M. dice que el hombre utiliza la misma reacción fisiológica, que es la risa, para dos actitudes distintas: “Si de pronto a alguien se le cae el sombrero encima del ataúd, en una tumba recién abierta, el entierro pierde todo su sentido y nace la risa. Dos enamorados corren por un prado, tomados de la mano, riéndose. Su risa no tiene nada que ver con ningún chiste: es la risa seria de los ángeles cuando manifiestan su alegría de existir. Ambas modalidades de risa forman parte de los placeres de la vida, pero, llevados al extremo, también indican un apocalipsis dual: la risa entusiasta de los fanáticos-ángel, tan convencidos de su importancia en el mundo, que están dispuestos a colgar del cuello a todo el que no comparta su alegría. Y la otra risa, procedente del lado opuesto, la que proclama que nada tiene ya sentido. La existencia transcurre entre dos abismos: a un lado, el fanatismo; al otro, el escepticismo absoluto”.

Según Freud (1927), el humor es “liberador”, tanto como el chiste y lo cómico, y también lo nombra como “grandioso y patético” y que estos rasgos no se encuentran en otras áreas de la vida intelectual donde se produce ganancia de placer. Ubica además que allí triunfa el narcisismo porque hay una “inatacabilidad del yo”, claro está que en el campo del humor el Yo no es atacado, porque el Yo se rehúsa a sentir que el mundo exterior podría tocarlo, atravesarlo, angustiarlo, por eso obtiene ganancia de placer.

Digamos, de la mano de Freud, que el humor está emparentado con el chiste, el humor será la “contribución a lo cómico por la mediación del superyo”, de otras formas el superyo siempre es severidad y exigencia, pero con esta contribución a lo cómico el superyo tiene titilaciones de dejar un rato de lado su traje de amo severo. Y afirma: “el superyó, cuando produce la actitud humorística, no hace sino rechazar la realidad y servir a una ilusión. Pero atribuimos un valioso carácter –sin saber muy bien por qué– a este placerpoco intenso, lo sentimos como particularmente emancipador y enaltecedor.” (Freud, 1927, p. 158).

Sentirlo como emancipador y enaltecedor nos lleva a la categoría de la dignidad de la que hablaba al comienzo, vía el humor el sujeto se emancipa, se desaliena de ese rasgo tan característico y sufriente que es propio de la exigencia del superyo. Harto conocida es la frase que dice “tragedia más tiempo igual comedia”, cuando el sujeto puede comenzar a reírse un poco más, a tener sentido del humor, de los apremios de la vida, deliberadamente llega a sentirse más aliviado, emancipado. ¿De qué se emancipa, de qué se libera? De las ataduras y amarres exigentes del superyo que le impone mandatos e ideales.

Durante la pandemia, muchas veces es difícil divertirnos, transitar la humorada, reírnos, pero quizás tengamos que hacer el ejercicio o al menos liberarnos. Encontré en Instagram a alquien que sigo y se llama “memeterapia”, me parece una forma hermosa de hacer alguna otra cosa con tanto dolor. En otro artículo que escribí para Página 12 dije que los memes son una nueva forma de risa social, lo sigo afirmando. ¿Cuántos días y noches nos alegran los memes? ¿Qué sería de esta pandemia sin memes?

Transporte: YPFB sin respuestas claras sobre recursos que debe transferir al programa GNV

Se reunieron el pasado jueves

Aratia informó a El Andaluz que técnicos de la estatal petrolera indicaron que hay una observación a la resolución e la ANH sobre la forma de transferencia de los recursos al programa departamental de conversión vehicular, pero no hicie3ron conocer cuál es esa observación.

Osmar Arroyo/El Andaluz

El secretario ejecutivo de la Federación del Transporte Unificado del Chaco, Edson Aratia indicó a El Andaluz que como estaba previsto el pasado jueves técnicos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se reunieron con el programa departamental de Gas Natural Vehicular (GNV), pero sin respuestas claras sobre la transferencia de recursos que deben realizar.

En la primera intervención que hizo YPFB a la Empresa Tarijeña del Gas (Emtagas) en el Chaco el 2019 hizo la retención de los 0,20 centavos por metro cúbico que los surtidores depositan para el fondo rotatorio, recursos que debían transferirse al programa departamental de GNV, pero no se lo hizo hasta la fecha.

El dirigente del transporte remarcó que para el sector lo que hace la estatal petrolera es solo “un saludo a la bandera”, porque no da una respuesta concreta sobre el tema.

Remarcó que existe una resolución de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) que establece la manera de que YPFB debe realizar la retención de los recursos del fondo rotatorio y la transferencia al programa departamental, pero a pesar de ello no lo cumplen.

En la reunión del pasado jueves, técnicos de la estatal petrolera señalaron que existe una observación a esa resolución, pero no dieron a conocer de qué observación se trata y dijeron que recién la próxima semana se hará llegar la observación al programa de GNV.

Aratia, lamentó la actitud de los técnicos de YPFB, porque fueron ellos los que solicitaron en primer lugar la reunión con el programa GNV y autoridades de la gobernación de Tarija, pero no dieron una respuesta concreta, para que se pueda seguir avanzando.

Una vez que el programa GNV cuente con la información sobre la observación que hacen referencia técnicos de YPFB, se convocará a una nueva reunión, en la que también participará el transporte y autoridades de la ANH, en busca de dar una solución al tema.

El dirigente dijo que si existe una observación, porque se hizo el deposito de 170 mil bolivianos por parte de YPFB al programa GNV, pero ahora para transferir el millón 700 mil bolivianos ponen ese obstáculo.

El transporte pedirá que se pueda subsanar la observación para que se pueda realizar la transferencia de los recursos, pero se pedirá que tenga carácter retroactivo, para que se pueda transferir los recursos retenidos el 2019 del fondo rotatorio del Chaco.

Esperan que el tema se pueda resolver a la brevedad posible, tomando en cuenta que este año YPFB nuevamente comenzó a realizar la retención de los 0,20 centavos el fondo rotatorio y es necesario que se defina de que manera se realizará la conversión vehicular a GNV en el Chaco.

“Estamos prestos para poder hacer respetar el programa GNV”, explicó.

Aratia, dijo que al Chaco no puede ingresar el programa nacional de GNV, debido a que el programa departamental se creó comuna ley nacional y si ingresa tendría que hacerlo a todo el departamento, lo que significaría la desaparición del programa departamental, lo que aseguraron que no permitirán.

Por su parte, el ejecutivo de la Federación Departamental del Autotransporte 15 de Abril, Gabriel Pérez señaló para las Noticias de Tarija que hasta este martes se tendrá una información más clara sobre el tema.

Ratifican al director de GNV

Gabriel Pérez informó que el transporte solicitó al gobernador que se ratifique como director del programa GNV a José Navarro.

Mencionó, que en los pasados días, Navarro fue ratificado como director del programa.

Explicó, que solicitaron que se quede en el cargo, porque Navarro estaba llevando la contabilidad del programa y conoce con exactitud los datos de los años que se vienen convirtiendo vehículos a GNV, que cuenta con toda esa base de datos.

Piden auditoria a los movimientos económicos en la gestión de Oliva

Edson Aratia indicó que enviaron como Transporte Unificado del Chaco una nota al presidente de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT) para que se inicie con una auditoría a los movimientos económicos que se realizaron de cuentas del programa GNV, esto debido a que en la gestión de Adrián Oliva se habrían sacado del fondo rotatorio 8 millones de bolivianos para otro tipo de gastos.

El dirigente remarcó, que la norma establece que esos recursos solo pueden moverse para realizar otras conversiones a GNV, en caso de que esos recursos hayan sido utilizados para otros propósitos, se habría incurrido en una malversación de fondos.

Denuncian a policías por proveer alcohol y contratar prostitutas para internos del penal

El descontrol y las fiestas en Morros Blancos son organizadas por los policías

La policía cobra entre 150 a 300 por cada dama de compañía

Las mujeres y el alcohol no son sólo para consumo de PPL también los policías beben y tienen coito con las prostitutas, se arman fiestas, según la denuncia que tiene como destino la Didipi.

(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

Personas Privadas de Libertad (PPL) del penal Morros Blancos notificaron a El Andaluz para las noticias de Tarija, que policías introducen cervezas, wiskey, y otras cosas a celdas de los internos, también llevan mujeres que se dedican a la prostitución y cobran por estos servicios.

Debido a que no se tenía control sobre este asunto decidieron elevar su denuncia hasta La Dirección Departamental de Investigación Interna (Didipi).

Según la información recabada por el mejor diario de Tarija, el subteniente Diego Silvestre Ríos Justiniado, el sargento Alvarado y sargento Eugenio serían los encargados de suministrar cerveza, wiskey a las personas Privadas de Libertad del barrio Los Parrales según los denunciantes.

También el diario de Tarija conoció que las mujeres ingresan los fines de semana, el pago se lo realiza a los policías, los costos están entre 150 y 300 bolivianos por una hora. Usualmente los internos que adquieren estos servicios por medio de los verde olivo.

También figuran nombres de PPL quienes serían los consumidores, pero por seguridad no vamos a nombrarlos.

Estas fiestas suceden cuando el Gobernador del Penal sale para su hogar al culminar su jornada laboral.

Las mujeres y el alcohol no son sólo para consumo de PPL también los policías beben y tienen coito con las prostitutas, se arman fiestas, según la denuncia que tiene como destino la Didipi.

Pero el asunto no sólo queda ahí, nuestras fuentes indicaron que el confinamiento del día domingo les cae como anillo al dedo, ya que aprovechan para que algunos internos salgan a comprar insumos para las fiestas, hacen parrilladas para los policías corruptos y estos les favorecen con salidas nocturnas.  

Es decir tener dinero en la cárcel se puede convertir en una fiesta interminable con prostitutas y asados los fines de semana. 

Nuestras fuentes temerosas decidieron quedar anónimas porque el teniente Ríos y sargento Alvarado prometieron “hacerlos cagar” si decían algo al respecto.

Fiestas en el penal de Morros Blancos

El año pasado se tuvo una mega fiesta en el Penal de Morros Blancos, la prensa conoció de esta actividad en enero, a través de un video que se hizo viral, habían contratado amplificación, bebidas alcohólicas.

EN agosto del 2020 El País publicó una crónica donde constató que mujeres ingresan para ejercer prostitución dentro del penal.

Peor sistema penitenciario

Bolivia se ubica entre los países con los peores sistemas de justica del mundo en el Índice de Estado de Derecho 2020 que elabora cada año el World Justice Proyect (WJP). 

La mayoría de los países latinoamericanos se ubican en un lugar intermedio del ranking. Destaca Uruguay, que ocupa el puesto 22. Y en la franja inferior, no sólo de Latinoamérica, sino de todo el mundo, aparece Venezuela, y solo algo mejor ubicada, entre los últimos siete, Bolivia.

El World Justice Project Rule of Law Index es la principal fuente mundial de datos originales e independientes sobre el estado de derecho. El Índice, que abarca 128 países y jurisdicciones, se basa en encuestas nacionales de más de 130.000 hogares y 4.000 abogados y expertos para medir cómo se vive y se percibe el estado de derecho en todo el mundo. 

El puntaje de Bolivia aumentó menos del 1% en el Índice de Estado de Derecho 2020 del WJP y se ubica en el puesto 121 de 128 países y jurisdicciones en todo el mundo, manteniéndose en la misma posición en el ranking global. Y en Latinoamérica y el Caribe, Bolivia está ubicada en el lugar 29 de 30 países de la región.

El estudio se realiza basándose en 44 indicadores que miden ocho factores: regulaciones a los poderes del gobierno, ausencia de corrupción, qué tan abierto es un gobierno, derechos fundamentales, orden y seguridad, imposiciones regulatorias, justicia civil y justicia penal.

Sobre el factor Límites al poder gubernamental, que mide si quienes gobiernan están sujetos a la ley, Bolivia ocupa el puesto 116 del ranking. Este factor incluye los mecanismos constitucionales e institucionales que limitan a los funcionarios y agentes del gobierno, y que les obligan a rendir cuentas. También incluye los controles no gubernamentales, como una prensa libre e independiente. 

Sobre la Ausencia de corrupción en el gobierno, este factor toma en cuenta tres formas de corrupción: sobornos, influencias indebidas por intereses públicos o privados, así como la apropiación indebida de fondos públicos u otros recursos. 

Se analiza la corrupción en el poder ejecutivo, legislativo, judicial, la policía y el ejército. En este factor, Bolivia ocupa el puesto 124.

Sobre el Gobierno abierto, que mide la apertura del gobierno, y si éste publica información, empodera a las personas con herramientas para exigir rendición de cuentas, y si fomenta la participación ciudadana en la toma de decisiones, Bolivia ocupa el puesto 90.

Este factor mide si las leyes y la información acerca de derechos legales están disponibles públicamente, así como la calidad de la información proporcionada por el gobierno. 

Sobre los Derechos fundamentales, este factor reconoce que para que un sistema sea un Estado de Derecho, debe respetar los derechos fundamentales reconocidos por el derecho internacional. En este factor, Bolivia se ubica en el puesto 96 del ranking.

Respecto a Orden y seguridad, factor que mide si el Estado puede garantizar la seguridad de las personas, Bolivia ocupa el puesto 115 del ranking.

Respecto al Cumplimiento regulatorio que se refiere a si las regulaciones se implementan de manera justa y efectiva, Bolivia se encuentra en el puesto 114. Este factor no evalúa las actividades que el gobierno decide regular, ni considera si la regulación es apropiada; más bien, se enfoca en la implementación y aplicación de dichas regulaciones. 

Respecto a la Justicia Civil, este factor evalúa si las personas pueden resolver sus agravios de forma pacífica y efectiva a través del sistema de justicia civil. Mide si los sistemas de justicia civil son accesibles, asequibles, y si están libres de corrupción, discriminación, e influencias indebidas por parte de los funcionarios públicos. 

Examina si los procedimientos judiciales se llevan a cabo sin retrasos que no son razonables, y si las decisiones se aplican de manera efectiva. También mide la accesibilidad, imparcialidad, y efectividad de los mecanismos alternativos de solución de disputas. En este factor Bolivia ocupa el puesto 126 de 128 países.

Y sobre el Sistema de justicia penal, que es un aspecto clave del Estado de Derecho, pues es el mecanismo para reparar agravios y emprender acciones hacia los individuos que cometan delitos contra la sociedad, Bolivia ocupa el puesto 127, apenas mejor que Venezuela. Este factor considera a la policía, defensores, fiscales, jueces, y personal penitenciario.

Advierten con un paro si se pagan planillas pendientes en el proyecto Choere-Acheral

Deben a los trabajadores cuatro meses

El dinero debía desembolsarse desde el Ministerio de Economía y Finanzas, pero no se cumplió hasta la fecha. Los trabajadores del proyecto dieron plazo hasta el lunes de la próxima semana para que se cumpla con el pago de sueldos atrasados.

Osmar Arroyo/El Andaluz

El pasado miércoles los trabajadores del proyecto caminero Choere-Acheral paralizaron la obra por la falta de desembolso de recursos económicos para el pago de planillas de sueldos de cuatro meses.

El secretario ejecutivo de la Federación Departamental del Autotransporte 15 de Abril, Gabriel Pérez informó a El Andaluz que tras el diálogo con autoridades de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) el pasado jueves decidieron reanudar los trabajos y dar un nuevo plazo para que se cumpla con el pago de los sueldos al sector.

El nuevo plazo es hasta el lunes de la próxima semana, en caso de que no se cumpla con el pago de planillas pendientes, se asumirían nuevamente medidas de presión, pero esta vez se sumarían a las movilizaciones el sector del transporte.

Pérez indicó que desde el Ministerio de Economía y Finanzas ya se debía haber hecho el desembolso de recursos para ese proyecto y también para el mantenimiento de la carretera Tarija-Villa Montes, pero hasta la fecha no se cumplió.

Mencionó, que el director departamental de la ABC se encuentra en la ciudad de La Paz, haciendo las gestiones necesarias para que se pueda cumplir con el desembolso de los recursos económicos.

Recordó, que ya con anterioridad se tenía un compromiso por parte de las autoridades para cumplir con el pago de sueldos atrasados del proyecto Choere-Acheral hasta fines de mayo, pero no se lo hizo y ahora la deuda se incrementa a cuatro meses.

Esperan que hasta el lunes se pueda realizar el desembolso de los recursos, caso contrario los trabajadores asumirán nuevamente medidas de presión.

El dirigente del transporte, indicó que el martes bajarán hasta el tramo caminero para reunirse con los trabajadores y apoyar las medidas que determinen asumir para exigir a las autoridades que cumplan con el desembolso de los recursos.

Señaló, que conversaron con autoridades de Fonplata, instancia que financia el proyecto y les indicaron que más bien deberían aumentarse los puntos de trabajo, porque es más fácil avanzar en época seca, en época de lluvias se tendrán dificultades para poder ejecutar el proyecto, por lo que señalan que ya se debía haber hecho el desembolso de los recursos por parte del Ministerio de Economía y Finanzas.

Sólo para el mantenimiento de la ruta Tarija-Vila Montes, se debían haber transferido 5 millones de bolivianos.