El alcalde de Tarija, Johnny Torres, realizó una inspección en el Matadero Frigorífico Municipal, donde evidenció serias deficiencias en la infraestructura y, principalmente, la cadena de frío.

«Este Matadero que ha estado casi en el olvido hay que ponerlo a andar, los frigoríficos no funcionan, todas esas cosas hay que corregir», aseguró el burgomaestre.

En otro ámbito, informó que Servicios Eléctricos de Tarija (Setar) tiene una deuda pendiente con el Gobierno Municipal y calificó de «matacambio» a la empresa departamental, afirmando que cobra en exceso el servicio.

Deja un comentario