El COEM toma la posta y definirá las restricciones para Cercado

Gabriel Morales/El Andaluz

La dinámica de trabajo del Comité de Operaciones Especiales del Departamento (COED), que conllevó una serie de encuentros con actores de diferentes ámbitos sociales y económicos, ocasionó un desgaste político muy difícilmente reversible para el gobernador, Oscar Montes y su gabinete de secretarios, principalmente por el choque constante con rubros como el transporte y los gremiales, quienes siguieron de cerca qué pasaba cada semana en las reuniones.

Este martes se cumplió la segunda semana en la que el Salón Rojo de la Gobernación no alberga una sesión del COED, las tensiones sociales que desembocaron en marchas y manifestaciones que cada día colmaban las calles centrales de la urbe tarijeña, desaparecieron, como obedeciendo un acuerdo de paz no verbal.

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Álvaro Justiniano, aseveró este martes que ahora coordinará directamente con el Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM), para transmitir información y reporte epidemiológicos que puedan orientar la adopción de nuevas medidas restrictivas o, en última instancia, el endurecimiento de las que ya han marcado los horarios de circulación y el encapsulamiento.

“Desde el Hospital Regional San Juan de Dios existe la recomendación de que sean mucho más drásticas las medidas de restricción que se tomen y esos son los temas que tenemos que discutir precisamente con el COE Municipal, ver qué medidas se tienen que tomar, el COE Departamental ha dado unas líneas maestras que están ya establecidas en un Decreto Departamental y a partir de ello vamos a considerar cómo podemos encaminar la respuesta del COEM”, manifestó el salubrista.

En ese orden, Justiniano indicó que Tarija entró a una meseta de contagios en la tercera ola de la pandemia, dando cuenta de que se mantiene el índice de casos con “pequeñas variaciones”, por ello, podría comenzar a reducir la cantidad de positivos diarios.

El alcalde municipal de Tarija, Johnny Torres Terzo, consideró que las medidas aplicadas actualmente, que contemplan la circulación y actividades económicas entre las 04.00 y 22.00, además del encapsulamiento los días domingo, por el momento está surtiendo efecto y el hecho de que los contagios bajen a 7 por hora son prueba de ello.

La atención de la pandemia se ha vuelto un tema más político que administrativo para el Gobierno Departamental, de tal manera que la pugna con la Asamblea Departamental ha complicado las labores en demasía.

La secretaria de Desarrollo Humano de la Gobernación, María Lourdes Vaca, indicó que la planta generadora de oxígeno medicinal, que funciona en el Hospital Materno Infantil, aún está a prueba y se espera su calibración para que trabaje a mayor capacidad.

Indicó que el fin de semana, el Hospital San Juan de Dios sufrió una crisis por falta de oxígeno y esto se debió a la paralización del trabajo de una empresa proveedora, a pesar de que esto responde al sector privado.

El trabajo del COED estuvo seriamente afectado por la falta de participación de los tres municipios de la región autónoma del Gran Chaco, que ya han conformado el Comité de Operaciones de Emergencia Regional y las medidas como la restricción horaria y el encapsulamiento no respondió a los mismos parámetros usados en la capital del departamento.

A esto se suma la crítica emanada desde la bancada de Comunidad de Todos de la Asamblea Legislativa Departamental de Tarja (ALDT), precisamente en la falta de coordinación entre los tres niveles de Gobierno.

Mientras tanto, el abastecimiento de plasma hiperinmune en la ciudad de Tarija es escaso y las entidades como el Banco de Sangre hicieron un llamado a la población, no solo para acatar las medidas de restricción sino también para adoptar el hábito de donar.

El director del Banco de Sangre de Tarija, Etzel Arancibia, pidió a las personas que hayan superado el Covid-19, acudir a esta institución para donar plasma hiperinmune, un componente sanguíneo elemental en el tratamiento de las primeras etapas de la enfermedad.

«Los donantes deben tener un certificado de haber pasado la enfermedad al menos 15 días, para poder medirles la titulación de anticuerpos, ver su examen de sangre para medir cómo están sus plaquetas y se procede a la extracción de plasma hiperinmune», mencionó.

Deja un comentario